Apasionado de la buena publicidad y de las nuevas formas de comunicación soy socio fundador y propietario...
PuroMarketingHay una idea que me ronda últimamente la cabeza y que ha sido la que me ha llevado a escribir estas líneas. No sé qué pensará el lector pero bajo mi humilde punto de vista el sector publicitario español está perdiendo el norte. Más de uno se quedará perplejo al verme lanzar una afirmación así, pero lo pienso de verdad.Cada día observo en los diferentes medios de los que se valen nuestras diferentes acciones campañas impecables, campañas de un genio creativo embriagador, campañas de tan compleja estructuración que asustan, pero, ¿Dónde nos dejamos al consumidor?, ¿Qué pasa con el destinatario real de nuestras campañas? Creo que nos estamos desviando, nos estamos convirtiendo en agencias productoras de campañas grandilocuentes, plausibles desde el punto de vista de un publicitario pero en la mayoría de los casos incomprensibles para el mercado.Mucho antes que publicitario fui persona, y digo fui porque tengo la plena convicción de que los publicitarios estamos hechos de otra pasta, perdónenme la expresión pero hay que tener 2 narices para vender ideas. Al margen de esto como persona observo, y observando veo como sin ir más lejos mis padres no entienden una palabra de lo que debieran en las distintas campañas a las que se ven expuestos, y no es un problema de definición del target, no entienden ni de las que forman parte de la esencia del público objetivo. El consumidor se pierde en un mar de ideas, de genialidades, de creatividad… pero, ¿No estaremos perdiendo eficacia?El martes pasado mientras hacía sano zapping me encontré con el programa Operación Triunfo, después de verlo un rato estaba casi indignado con la monotonía y repetición constante de los mensajes publicitarios, poco estructurados, poco integrados y casi grotescos. Pero después de un rato me sucedió algo, mientras BBVA anunciaba su tarjeta Blue maldije mi estampa por rondar los 30 más que los veintitantos… Por un momento desee ser Blue. Me quedé de piedra, me dije a mi mismo que esto no podía estar pasando, ¿cómo voy a ver caído yo en la trampa?, pues caí. El mensaje era tan simple y repetitivo que me caló hondo, a todo un licenciado en publicidad…Señores no digo con esto que los responsables de las distintas campañas de las agencias españolas de publicidad anden dando palos de ciego, o que no sepan a donde van, ni mucho menos. Tengo la certeza de que somos un sector maduro, responsable y comprometido con los anunciantes para los que trabajamos día a día, pero desde estas líneas quiero hacer un llamamiento a la simplicidad del mensaje publicitario. Un llamamiento a lo simple, a lo eficaz, a una comunicación que conecto con los consumidores, con ellos y con su realidad. Dejemos los truchos para los concursos, no hagamos publicidad para publicitarios
Apasionado de la buena publicidad y de las nuevas formas de comunicación soy socio fundador y propietario...