PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en EspañolAunque de forma general el éxito y el fracaso pueden repercutir de forma directa sobre las marcas, en el aspecto deportivo es especialmente relevante esta cuestión en relación a los resultados obtenidos.Durante este fin de semana, hemos sido testigo de un claro ejemplo. Fernando Alonso, Bicampeón del mundo de Fórmula 1 veía frustrados sus intentos de superación personal y objetivos deportivos debido a los continuos fallos mecánicos y el bajo rendimiento que durante todo el campeonato ha venido presentando su monoplaza.Los diarios deportivos describen y hacen referencia a ello; "Es la imagen de una decepción, la más grande del año", "Un error mecánico aleja a Alonso de su mejor carrera", "El Renault deja tirado a Alonso".A principios de este mismo año, la escudería Renault recuperaba protagonismo en los medios gracias a Fernando Alonso aunque las previsiones de algunos estudios indicaban claramente que Ferrari y McLaren se disputarían una vez más el liderazgo en las pistas y en la televisión.A pesar de ello, Renault y Fernando Alonso no han dejado de tener notoriedad y un lugar destacado en los medios. Eso sí, en la mayoría de los casos para hacer más que evidentes las limitaciones del piloto asturiano ante los continuos problemas y el bajo rendimiento de su monoplaza que por sus éxitos deportivos.Al igual que en su época dorada, sus hazañas deportivas generaron gran impacto y repercusión tanto sobre la marca Renault como en la de sus patrocinadores, sólo que en este caso esta repercusión comienza a mantener una tendencia negativa transmitiendo unos valores "no ganadores".Repercusión de las marcasLas grandes marcas y patrocinadores, recurren a los equipos ganadores que puedan asegurar un impacto continuado de sus marcas en todos los ámbitos. Equipos con gran trayectoria y garantías de éxito.Los patrocinadores pagan. Quieren estar presentes y ser visibles en todo momento, tener notoriedad y que "los valores de una entidad ganadora se hereden y transmitan a la propia marca".En el ámbito deportivo, hablar del principal patrocinador de un equipo quiere decir que esta marca se convierte en el alma gemela o la sombra de la propia identidad de este club. Allí donde viaje o está presente, la marca también tiene su espacio y un lugar privilegiado y destacado. El objetivo "reforzar su imagen mediante el patrocinio de un club “con mucho prestigio y conocido en todo el mundo". Tema relacionadoRepercusión de las marcas líderes en equipos ganadores
be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo