PuroMarketing

En la agenda informativa de 1982 en España entraron muchas cosas. Fue año de elecciones generales, el de un concierto histórico de los Rolling Stones o, un hito en imagen de marca, el del Mundial de Fútbol de Naranjito, la mascota del campeonato que se convirtió en un icono ochentero. Para los responsables de NCA fue el año en el que su agencia creativa llegó al mundo.

Desde entonces, han pasado 36 años. Puede que Naranjito no haya envejecido tan bien como hito del diseño, aunque sí lo haya hecho como icono vintage. Puede, de hecho, que si se mira al 82 y se mira al 2018 se vean muchas diferencias y muchos cambios. Sin embargo, desde NCA, siguen manteniendo la frescura y los elementos que conformaron entonces los pilares de la agencia creativa.

Cuando NCA nació en 1982 quería hacerlo con la idea de innovar en la publicidad y ese sigue siendo el pilar fundamental de su trabajo. Su cartera de trabajos así lo demuestra. La agencia ha sido pionera en algunos elementos que hoy resultan habituales o en crear hitos del diseño de marca en España. Fueron, por ejemplo, los responsables de crear la identidad del primer queso en España que tuvo nombre y apellidos, el famoso García Vaquero, pero también, por poner otro ejemplo, de implantar el 2x1 en la hostelería, con una campaña del grupo VIPS.

Entre algunas de sus campañas de los últimos años, están la campaña para España y Portugal de banners de Panda Security que ponía 'rostro' a los virus del ordenador, las que han ido dando a conocer los últimos modelos de impresión de Brother o campañas de prevención del cáncer de colon o de mama para AECC.

En las últimas tres décadas, por tanto, no han dejado de moverse, de crear y de lanzarse a la conquista de nuevos terrenos, nuevas áreas y nuevos escenarios. Y ese trabajo realizado durante las algo más de las tres décadas y media que llevan en el mercado les permite contar con una sólida base para afrontar cualquier reto presente y futuro. Como explican desde la propia agencia definiendo su espíritu y su esencia, este se basa en "no olvidar el pasado y la filosofía que año tras año se ha ido forjando, viviendo el presente con trabajo y esfuerzo y mirando al futuro con ganas, entusiasmo y con las pilas cargadas".

Los pilares de la filosofía de NCA

La agencia -que cuenta hoy en día con un equipo diverso, tanto en términos de edad como en especializaciones y conocimientos dentro de la plantilla- se basa su estrategia y su identidad en cinco pilares claros. De entrada, está su propia naturaleza. NCA no pertenece a ningún grupo multinacional, lo que les permite ser completamente independientes.

Además, son una agencia cercana, que quiere que sus clientes sientan que pueden hablar de tú a tú y en al que se busca crear un clima de confianza, en el que la transparencia es muy importante. A eso se suman su compromiso, en el que la clave está en los resultados que se pueden ofrecer al cliente, y su adaptación, ya que son capaces de adaptarse a los cambios y ajustes del mercado para ofrecer lo mejor a las marcas y empresas que cuentan con ellos. Y, finalmente, se definen como agencia multidisciplinar, en la que la creatividad llega a todos los diferentes terrenos y áreas en los que hoy tienen que moverse las marcas y las empresas.