PuroMarketing

El mayor problema es que los responsables de marketing on-line se lanzan a las redes sociales sin planificar su estrategia

¿Por qué resulta tan difícil medir nuestra presencia en las redes sociales? ¿Es realmente es tan difícil, ¿o es que la gente se pierde cuando lo intenta? De acuerdo con David Fleet, Vicepresidente Digital de Edelman, los profesionales del marketing a menudo hacen que sea más difícil de lo que es.

Para el propio Fleet, "si se establecen los objetivos de negocio correctamente y la forma en que los responsables de marketing se han acostumbrado a cumplirlos a lo largo de los años no es tan difícil vincular la actividad de las redes sociales a los objetivos de negocio"

"Esta vinculación es la pieza que realmente falta en muchas de las campañas de hoy en día", agregó. El mayor problema para medir los resultados de una empresa es que los responsables de marketing on-line se lanzan a las redes sociales sin planificar su estrategia. Las empresas necesitan fijar primero sus los objetivos de negocio y luego encontrar las tácticas que permitan medirlos.

Fleet también señala que la medición de objetivos depende de a qué usuarios se le pregunte. Por ejemplo, a la mayoría de los ejecutivos no les importa cuántos retweets tienen. En cambio, se preocupan por como su estrategia en las redes sociales afecta de forma directa a sus objetivos reales: incremento de ventas, expansión del negocio, etc...

En este sentido, el propio Fleed también ponía de manifiesto su desacuerdo respecto a la forma de medir el retorno de las estrategias y acciones de social media marketing, donde el "Retorno de la influencia" y el "Retorno de la Inversión" se disputan el consolidarse como la referencia válida de las métricas sociales.

Si embargo este nuevo indicador del "Retorno de la influencia" que viene a definir el valor por fan/follower y que es calculado "dividiendo el total de los ingresos generaros a través de las redes sociales por el número de fans y seguidores de los medios decomunicación sociales", parece no ser exacto o ser simplemente erróneo a criterio del directivo por varias razones:

Para empezar, el término "influencia" se utiliza ampliamente en las redes sociales, pero no hay una definición clara de lo que significa. Según Fleet, el "Retorno de la Inversión" es un aspecto cuantificable, mientras que "Retorno de la influencia" no es ni siquiera un parámetro concreto.

"Realmente creo que es un error intentar encajar una clavija cuadrada en un agujero redondo y tratar de llegar a una nueva métrica", dijo, añadiendo además que "lo que se debería estar haciendo es relacionar la actividad de una empresa en las redes sociales con sus objetivos de negocio. Cualquier otra cosa es marear la perdiz. ".

Otro error que, en su opinión, los responsables de marketing cometen es pensar que lo que funciona para una empresa también funcionará para otra. Fleet añadía en este sentido que esto no es para nada cierto en absoluto. Para averiguar qué parámetros específicos de una empresa se deben examinar es necesario fijarse en cada negocio y sus metas individuales. No es posible aplicar los mismos criterios para todas las empresas. Cada organización debe buscar un traje a su medida".