PuroMarketing

Soy Graduado Universitario en Publicidad y Mercadeo. Me encanta mi profesión y el valor que aporta...

¿Has visto algunas vez un avión grande - un A340, por ejemplo - despegando en el aeropuerto? ¿Te has fijado que al principio de su carrera de despegue pareciera moverse muy lentamente, ir tomando velocidad poco a poco, y de repente, comienza a levantar la nariz y se lanza hacia el cielo hasta alcanzar los 700 km/h o incluso más?

A mi siempre me ha parecido un espectáculo impresionante y que muestra con mucha claridad el fruto del ingenio humano.

La explicación es muy sencilla:

  • Cuando se inicia la carrera de despegue, toda la potencia generada por las cuatro poderosas turbinas del A340 es utilizada para mover el avión, solamente para vencer la resistencia al movimiento producida por el peso del avión, que son unos cuantos miles de kilos.
  • Una vez que esta resistencia desaparece, entonces, toda la potencia es utilizada para empujar el avión hacia adelante, hasta alcanzar velocidades impresionantes.

El punto donde se pasa del 'arrastre' hacia el 'empuje'”del avión se produce a una velocidad específica y es el 'punto crítico'”del despegue. Si sube la nariz antes, no se levanta del suelo. Si lo hace después, a lo mejor no le alcanza la pista para despegar. Es cuestión de física.

¿Cómo aplica esto a tu plan de 'social media marketing'?

Seguramente no sea tu caso, pero muchos empresarios quieren, o necesitan, que sus negocios despeguen de una buena vez, les produzcan dinero, sean rentables y los hagan felices, y se lanzan a las redes sociales con estas expectativas. Sin embargo, fallan al no entender que, para que su negocio despegue, tiene que cumplirse un paso previo: que hayan alcanzado el “punto crítico” en su carrera de despegue.

¿Has lanzado alguna vez una campaña de correo electrónico y has recibido una tasa de respuestas extraordinariamente baja? ¿Hiciste una página de empresa en facebook solo para darte cuenta de que la interacción con tus “fans” es nula y que nadie comenta lo que publicas? ¿O has perdido la paciencia al ver que el número de tus seguidores en Twitter crecía muy lentamente?

No tires la toalla todavía. El problema de tus esfuerzos de social media marketing es que no has alcanzado como empresa, producto o marca, tu 'punto crítico'.

Comenzamos por lo primero: Una estrategia bien planteada.

Si has seguido las recomendaciones que muchísimos portales especializados dan para el desarrollo de una campaña de marketing en redes sociales, estarás centrado tu estrategia fundamentalmente en dos elementos: tus clientes y el desarrollo de contenido relevante para ellos.

Si no lo has hecho así, mal comienzo: Seguramente a tu plan de marketing social le tomará mucho tiempo llegar a su 'punto crítico' o, bien puede ocurrir, que nunca lo alcance. Como en el caso de los aviones, si no se presta atención a todos los detalles previos al despegue, seguramente el avión no podrá levantarse del suelo. Nuevamente: es cuestión de física.

A diferencia de los aviones, en donde el 'punto crítico' de la carrera de despegue se calcula matemáticamente, en negocios, nadie te puede decir con certeza y exactitud numérica cuando has alcanzado este punto crítico.

Sin embargo, suponiendo que lo hayas hecho con un poco de cabeza, hay entonces algunos elementos claves que te indicarán que estás muy cerca de alcanzarlo o que ya lo has hecho ya.

Estos elementos son los siguientes:

El contenido que publicas es comentado por tus clientes, proveedores y amigos. Esto quiere decir que has podido desarrollar la 'cara social'”de tu empresa, te has vinculado con ellos, has creado el puente que te permite comunicarte con tu audiencia y que el contenido que estás publicando es relevante.

El crecimiento de tus seguidores y 'fans'”de tu marca se produce de forma natural, o lo que se llama 'de manera orgánica', sin necesidad de que andes tú por allí pidiendo o presionando de manera sutil para que las personas te sigan.

Tus clientes utilizan todas las plataformas disponibles para comunicarse contigo, bien sea directamente a través de tu página web, por correo electrónico, facebook, twitter, Google+ o las plataformas que tengas abiertas. Ojo, no quiere decir que se comuniquen a través de todas ellas al mismo tiempo, por si acaso.

A partir de este momento, puedes decir que has alcanzado tu 'punto crítico'. Comenzarás entonces a ver que el crecimiento se produce de manera natural, casi diariamente, y con ello, seguramente ya hayas comenzado a ver resultados económicos, que a fin de cuentas, es lo importante.

Sin embargo, debes tener un poco de paciencia. Una campaña de marketing en redes sociales no es la varita mágica que te va a convertir en el negocio # 1 de la lista de las empresas más exitosas del mundo de la noche a la mañana. Pero seguramente te ayudará a crecer y desarrollar tu empresa de manera positiva.

Soy Graduado Universitario en Publicidad y Mercadeo. Me encanta mi profesión y el valor que aporta...