PuroMarketing

Un sitio como Twitter requiere una actitud más dinámica de una marca que Facebook, pero también Facebook requiere que dicha marca desarrolle una mayor interacción con los usuarios
Optimista y agricultor digital radical. Comunicador Social, mercadólogo y publicista entregado a la...

Para hacer Social Media Marketing (SMM), no solo se debe saber de Twitter y Facebook, hace falta mucho más. Entre otras cosas, sería ideal saber, y no olvidar, algunos principios del Marketing tradicional.

En Mercadeo, específicamente en el área de la Publicidad, conocemos una estrategia que es casi ley: la mezcla de medios. Esta estrategia se basa en la premisa de que una campaña publicitaria es más efectiva si se llega al público meta por todos los medios posibles, poniéndole mucho de análisis para poder hacer efectiva la inversión del anunciante.

Sin embargo, la analítica de los Medios Sociales de Internet es un tanto distinta. Es absurdo pensar que Twitter es mejor que Facebook, o que Facebook es mejor que Pinterest. Llega a ser más absurdo aún si nos damos cuenta de que el usuario de Internet es “multitasking”, y generalmente tiene en el navegador varias pestañas abiertas dónde están Twitter, Facebook, Pinterest y dos o tres páginas Web adicionales, además del buscador de Google y/o una página de Wikipedia de donde está sacando la información para un trabajo de la Universidad. El usuario de Internet piensa y actúa en hipervínculos.

En todo caso, y es aquí donde entra en juego la inteligencia de un buen planificador de medios, se deben identificar los lenguajes y los usos de las distintas páginas abiertas en esas pestañas de los navegadores de nuestros audiencias digitales. Twitter y Facebook no son uno mejor que el otro, pero si son diferentes.

Por ejemplo, soy de la opinión de que Twitter no es una Red Social, ni siquiera una comunidad, es más bien un colectivo de opinión que funciona como una gran sala de redacción, donde circula la información con muy poco control. Facebook es un sitio más inclinado al auto-entretenimiento y al encuentro entre los usuarios. Pinterest por su parte es un sitio inclinado a la expresión gráfica. Twitter tiene listas, en Facebook se publica un mensaje en el muro que tiene mucho más tiempo de vida que un tweet. La brevedad en Twitter es obligatoria, en Facebook no necesariamente. ¿Es esto mejor o peor? No, es diferente.

Un sitio como Twitter requiere una actitud más dinámica de una marca que Facebook, pero también Facebook requiere que dicha marca interactúe con los usuarios. En Facebook una estrategia de marca puede tener un éxito tremendo con solo publicar una “Fan Page” y colocar contenido pertinente que estimule la interacción, en Twitter, si la gente no percibe que hay un “alguien”, y no un “algo”, detrás de la cuenta corporativa o de marca, no va a tener mayor repercusión.

Una buena estrategia de Social media debe tener en cuenta todos los canales y medios sociales posibles, sean Twitter o Facebook, sean Pinterest o Tumblr, y no descuidar otros sitios con actividad importante, u otras páginas Web que, sobre todo, apunten sus contenidos a públicos específicos. Internet no es Televisión, así como Prensa no es Radio, y ciertamente es mucho más efectiva una campaña hipersegmentada en Facebook, que un banner en el Home de una página muy visitada. El banner en Facebook responde mucho más a la lógica digital, el banner en el Home de una página muy visitada responde más a la lógica de los medios tradicionales. El objetivo sigue siendo el mismo: optimizar la inversión del anunciante.

Poco a poco las empresas van dándose cuenta de cómo son las cosas en Internet, y ciertamente hay un cúmulo grande de profesionales hoy en día dispuestos a orientarlas. Las marcas deben atreverse a dar el paso, tomando en cuenta que, aunque tal vez la estrategia sea la misma, la ejecución de la misma en los medios digitales es diferente.

Optimista y agricultor digital radical. Comunicador Social, mercadólogo y publicista entregado a la...