PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Con frecuencia nos solemos encontrar ante personas que quieren ser Community Managers, y cuya principal preocupación es preguntar qué herramientas pueden utilizar para ver el alcance de sus tweets, para programar los posts en Facebook, para monitorizar o para realizar diferentes analíticas.

Si, estas herramientas facilitan en gran medida nuestra tarea como gestores de comunidades y nos permiten enfocarnos en otras tareas que no pueden ser automatizadas, pero, no debemos pensar que por el simple hecho de tener herramientas para absolutamente todo, vamos a ser mejores Community Managers.

De igual forma que el hábito no hace al monje, las herramientas no hacen al Community Manager.

Gestionar la presencia online de nuestros clientes es mucho más que utilizar veinte herramientas diferentes, ya que, lo principal es saber usarlas adecuadamente, algo que muchos no lo hacen. Un ejemplo: estamos en un examen de matemáticas, de trigonometría, y tenemos en la mesa una calculadora, pero no sabemos cómo usar las fórmulas que tenemos apuntadas en ella a modo de chuleta. ¿Para qué las queremos? Son inútiles.

Las herramientas son exactamente igual. Si no tenemos unos conocimientos determinados que nos permitan hacer un correcto uso de las mismas, ¿para qué las queremos?, ¿realmente nos van a servir para algo? Si, por poner otro ejemplo, estamos utilizando una herramienta de analítica como Google Analytics, y no sabemos qué significan los datos que esta plataforma nos está proporcionando, lo único que estaremos viendo son números y porcentajes, pero no seremos capaces de incorporar esos datos a nuestro trabajo y sacar el beneficio que podríamos obtener de ellos.

Así pues, es preciso pensar qué necesidades necesitamos cubrir, qué herramientas nos pueden ayudar a realizar más eficientemente nuestro trabajo, pero pensando también que el trabajo más importante no lo van a hacer estos medios por nosotros, como por ejemplo, escribir un post o analizar un gráfico.

El hecho de utilizar muchas herramientas para todo no significa de ninguna manera que estemos realizando un mejor trabajo, sino que tenemos más medios a nuestro alcance. No obstante, hay quien piensa que las herramientas son fundamentales para el buen hacer del Community Manager, y que sin ellas, no podría realizar su tarea. Nada más lejos de la realidad. Es posible tuitear sin utilizar hootsuite, igual que es posible hacer otras muchas cosas sin herramientas, pero de lo qué no hay ninguna duda es de que utilizándolas, estas tareas son más rápidas de realizar.

Conocer la marca, la empresa, su filosofía y valores

Las diferentes herramientas que encontramos para las funciones y la labor del Community manager siempre serán útiles y de gran ayuda. Pero esta labor no está sólo determinada por el uso de las mismas sino también por la implicación y el conocimiento del profesional sobre la marca a la cual representa.

El conocimiento de los valores y filosofía de la empresa son igual de importantes que las propias herramientas y pueden determinar la forma en la que actuar en los entornos sociales. Es decir aspectos importantes que requieren tener definidos los procedimientos de actuación, reacción y respuesta, lo que implica a su vez el tener un conocimiento mucho más amplio de su estructura, organización, departamentos, productos, etc...

Es evidente que el Community Manager no puede fundamentar su profesionalidad o valía, basándose exclusivamente en el conocimiento y uso avanzado de cualquier tipo de herramienta o de los propios medios sociales.

Social Media Consultant Community Manager,Content Manager y Blogger Profesional
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo