PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Followers,  retweets, fans, amigos, tweets… Esto es en lo que parecen estar pensando sólo y exclusivamente algunas personas que se deciden a dar el salto a las redes sociales.

Hay quienes, simplemente, quieren utilizar las redes sociales para conseguir aglutinar seguidores y para que el número de su casilla de followers o de “me gusta” aumente, eso es todo, pero que no se paran a pensar para qué conseguir followers o fans.

Está más que claro que para conseguir un fan o un follower es preciso aportar un contenido bueno, relevante y de calidad que interese a nuestra audiencia además de tener un estilo fresco y cercano, un estilo y un tono que sea acorde al tipo de público al que nos dirigimos, y, si lo hacemos adecuadamente conseguiremos, no un fan, no un follower, sino muchos.

Pero es difícil conseguir un follower o un fan, sobre todo lo último. Es difícil hacer que alguien clique en el “me gusta” de nuestra fan page.

Esto se debe a que, tal vez, los usuarios son mucho más exigentes con lo que quieren recibir en su perfil, puesto que Facebook es percibido por los usuarios como un sitio más intimo, digámoslo así, que Twitter, y eligen más a quien dejar entrar en su biografía.

Es difícil conseguir a un fan, y a un follower también, y es por el alto valor que tienen.

No es simplemente un número más en nuestra casilla de seguidores o fans, es una opinión, una voz que nos habla, un usuario valioso para nosotros porque puede aportar muchísimo valor en contenidos e interacción con nosotros como marca. Es importante porque, bien llevado, puede convertirse en el mayor prescriptor que podamos tener, es importante porque puede hablar bien de nosotros a otras personas (y ya sabemos que lo que mejor funciona es el boca a boca, de toda la vida) y, es importante porque puede aportarnos mucho feedback para nosotros saber así si las acciones que estamos realizando dentro de nuestra estrategia funcionan.

Un fan o un follower puede decirnos lo que le interesa o lo que no, los temas que quiere que abordemos, además de que puede ser representativo de un grupo o comunidad.

Por este motivo debemos tener en cuenta lo que tenga que decirnos y escucharle en el momento que quiera hablarnos. Debemos ser sinceros con ellos y ser capaces de anticiparnos a sus necesidades.

No se trata de ganar un fan o un seguidor, sino, de ganar un posible amigo o prescriptor que va a darnos algo muy importante, su presencia en nuestro círculo y su feedback.

Social Media Consultant Community Manager,Content Manager y Blogger Profesional
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo