PuroMarketing

Las redes sociales se han convertido en muy poco tiempo en una parte esencial de la estrategia de comunicación de las empresas, logrando en muchas ocasiones incluso a mejorar las relaciones entre clientes y compañías.

De acuerdo con el estudio realizado por la consultora de comunicación y relaciones públicas Burson-Marsteller, la gran mayoría de las empresas más importantes del mundo utilizan de forma habitual al menos una de las plataformas sociales más populares.

En este tercer estudio sobre el tema, llamado “Global Social Media Check-up”, 97 de las 100 principales empresas que forman el Índice Fortune Global ya utilizan redes sociales como Facebook, Twitter o Youtube.

De acuerdo con este informe un 82% de estas empresas tienen al menos una cuenta en Twitter y cada una de ellas ha sido mencionada de media 55.970 veces en esta red social. Los datos sobre Youtube han mejorado, con un aumento del 24% respecto al año pasado. En Facebook por otra parte la media de “Me gusta” por página de empresa ha aumentado nada menos que un 275% desde 2010, año en el que se han logrado por el momento 152.646 “Me gusta”.

Desde el punto de vista de Juan Pedro Molina Cañabate, doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, gracias a estas plataformas se conoce directamente al público y también sus necesidades, el retorno de la información es casi inmediato y se puede saber rápidamente si los mensajes de la empresa han calado en el público y cuánto. Mark Penn, director ejecutivo de Burson-Marsteller, tiene una opinión similar, afirma que resulta evidente que la gente desee interactuar con las empresas y estas plataformas son un puente directo para lograrlo.

Cañabate añade además cómo estas plataformas pueden ser esenciales para algo tan importante como detectar indicios de crisis de una forma inmediata y lograr además ayudar a su resolución. La estrategia que recomienda para lograr tener éxito en las redes sociales se basa principalmente en dejar esa función a los profesionales en Comunicación y en entrar en las redes sociales con sentido común es decir, utilizar las herramientas que encajen mejor con nuestro perfil, la imagen que queremos dar y también con nuestros públicos. Un ejemplo de esta elección de plataformas puede ser Twitter, al tratarse esencialmente de una conversación si no estamos capacitados para hablar con los clientes y ofrecerles una respuesta directa y concisa puede que no sea la plataforma que debamos utilizar.

Lo que las empresas deben tener muy claro es que las herramientas no son de por sí buenas o malas sino que simplemente pueden estar bien o mal utilizadas. Resulta esencial además desde el punto de vista de Cañabate darnos cuenta de que no se trata simplemente de lograr visibilidad sino que también debe tratarse de una visibilidad positiva, lo que se logra con los profesionales adecuados y por supuesto, con tiempo.

Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...