My name is Laia Gilibets and I am account executive at The Cyranos McCann. I have two real passions...
PuroMarketing

Existen ciertas actitudes que comunes en todos los seres humanos que nos sirven para tomar decisiones en nuestro día a día. En su libro ‘Influence – The Psychology of Persuasion’, Robert Cialdini desvela seis patrones de comportamiento que los individuos utilizamos en nuestro proceso de toma de decisiones diarias. Estos principios pueden (y de hecho deben) ser aplicados al Social Commerce, para entender el comportamiento del consumidor y mejorar la experiencia de compra en base a nuestras vivencias.

Desde Awareness, nos proponen el siguiente cuadro en el que se exponen los  seis principios sociales y su aplicación en el ámbito del Social Commerce:

 

De ello, se podemos extraer las siguientes conclusiones:  

Las opiniones de los demás nos importan

La influencia de las opiniones y críticas en los procesos de compra ha incrementado en los últimos años. De hecho, existen incluso productos que no se adquieren sin previamente consultar el apartado de ‘Reviews’ (Véase el caso de la hostelería y el sector turístico en general). Además, se está constatando una tendencia a la descentralización del debate, que se traslada de la web a las redes sociales. Tal y como se apunta, los usuarios prefieren la opinión y sugerencias de sus contactos próximos ya que les merece mayor credibilidad.

¿Irrepetible y Único?...¡Me interesa!

El ser humano siente una atracción natural hacia todo aquello que es exclusivo y limitado. Nos encanta diferenciarnos del resto - en cierta manera destacar-, y por eso buscamos productos que nos ayuden a conseguirlo. En este sentido, los casos de éxito del Social Commerce han demostrado que ofrecer algo por un tiempo limitado (compra grupal) o en exclusiva (pop-up stores) puede ayudar a las marcas a fortalecer el vínculo con los clientes, aumentar fidelidad e impulsar las ventas.

Made for me

La personalización es otro de los hitos que deberán marcarse las empresas en los próximos años; y en esto la experiencia de compra online tiene mucho que decir. Ya no basta con lanzar un catálogo de productos infinito a unos usuarios que no disponen de tiempo ni ganas de dedicarse a la búsqueda. Las marcas deben presentar propuestas relevantes a sus clientes basándose en su perfil y likes, y eso pasa por evolucionar las tiendas hacia el llamado Smart e-Commerce.

Shareability

La información debe poder compartirse de manera fácil y directa. En el ámbito del Social Commerce, esto se puede concretar con la integración de las redes sociales dentro del punto de venta on y off line, para facilitar el usuario la interacción con su red de contactos. Precisamente, el fenómeno del “share” resulta del todo clave para las marcas ya que les ayuda a ganar viralidad y puede convertirse en un canal ‘word-of-mouth’ muy potente.

My name is Laia Gilibets and I am account executive at The Cyranos McCann. I have two real passions...