Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
PuroMarketing

En Social Media Marketing existen tres componentes indispensables, cuya integración es necesaria para asegurar el buen funcionamiento de una estrategia 2.0. Se trata de tres elementos que por sí solos ya requieren de un desarrollo y plan de actuación propios; por lo que han de cuidarse por separado, y trabajar en ellos para su posterior orquestación.

Contenido. Como se ha dicho en reiteradas ocasiones, contenido es el rey, el elemento esencial que da sentido a la estrategia de Social Media Marketing. El contenido de calidad atrae al público objetivo en primera instancia, quien decide pasar a formar parte de la comunidad. Gracias al contenido se sigue alimentando su interés, y con ello fomentando su fidelidad, la consolidación de la comunidad. Si realmente es bueno será compartido por los miembros y generará conversaciones, dando paso al diálogo social, la base para una comunidad estable y viva.

Comunidad. El Social Media nace como canal donde los usuarios se agrupan en torno a intereses y aficiones comunes; es un medio que fomenta las interacciones, el libre intercambio e opiniones y contenido. De este modo se pueden crear comunidades en torno a un tema, una causa e incluso a una marca. Conseguir una comunidad estable, fiel y comprometida con una marca es el sueño de toda empresa. Para ello ha de ofrecer un valor diferencial, demostrar que le importan sus usuarios y alimentar día a día su interés aportando contenido de calidad y atendiendo sus peticiones, en tiempo y forma.

Conversaciones. Es el alimento que mantiene viva a la comunidad. Una marca puede contar con miles de adeptos, pero si no se producen conversaciones, si las interacciones brillan por su ausencia, no podrá considerarse como tal, sino que será un conjunto de usuarios que en un momento dado optaron por dar su voto de favor a la marca, pero por la que realmente no sienten ningún tipo de afinidad. Esto puede deberse bien a que la marca no sea capaz de generar conversaciones, no aporte contenido de calidad que les dé motivos para interactuar, para que se produzcan las conversaciones; o también a que dicho conjunto de usuarios nunca han demostrado un interés real por la marca, por lo que no siente interés por sus acciones.

Como puedes observar, cada una de estas 3 C's por separado desempeña un gran papel en Social Media, cumpliendo un objetivo concreto, por lo que necesita su propia estrategia. Sin embargo, necesitan interactuar entre sí para conseguir un bien común: alcanzar el éxito en Social Media.

¿Cómo cuidas las 3C de Social Media Marketing? ¿Sientes especial predilección por alguna de ellas?

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...