PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El 23% de los usuarios de social media en el Reino Unido han hecho algún tipo de búsqueda  sobre un producto o un servicio después de haber leído algo en alguna de los servicios sociales, según un reciente estudio realizado por YouGov, que representa un 6%  de incremento sobre el año anterior. Adicionalmente, el 13% han comprado algo como resultado después de haber leído sobre ello en alguna de las plataformas sociales, un 7% por encima de la edición de abril de 2012 del mismo estudio. Al mismo tiempo que esto sugiere que las empresas están consiguiendo una mayor relación con los usuarios de social media, sus esfuerzos también están probando ser una genuina molestia para muchos de ellos.

Detalles del estudio indican que la aceptación de la publicidad en estas plataformas por parte de los usuarios es bastante baja. Sólo el 5% reconocen haber hecho click en el año pasado en un anuncio que hayan visto en una plataforma social, y menos de 1 de cada 10 afirman que los anuncios que han visto, y que han sido personalizados para ellos, les han resultado relevantes.

Un estudio de Ipsos indica que el 52% de los adultos en el Reino Unido prefieren anuncios personalizados en las redes sociales frente a los anuncios generales, un porcentaje que se encuentra por debajo del 56% promedio global. Los hombres jóvenes, de edades entre los 25 y 39 años, están más dispuestos a aceptar que esa publicidad les es más relevante, con un 21%  de acuerdo o muy de acuerdo con que ese es el caso.

Aun así, ha habido un gran aumento en el número de participantes que han dejado de usar los medios sociales porque se han visto bombardeados con numerosas promociones de marketing, según señalan los investigadores. En su conjunto, una mayoría de los usuarios muestran actitudes negativas de cara al social media marketing, un resultado que se ve corroborado con los datos de Forrester Research, en los que tan sólo un 10% de los europeos afirman confiar en el social media marketing.

En este estudio, el 35% de los participantes dijeron que ocultaban las actualizaciones de las compañías y estas lo hacían muy amenudo, y 1 de cada 5 afirman haber abandonado las redes sociales porque estaban preocupados porque sus datos pudieran ser usados por terceras partes.

El 40 de los usuarios de social media dejarían de seguir o de indicar que les gusta una empresa si dice o hace algo con lo que no estuvieran de acuerdo.