PuroMarketing

  • OPINIÓN
Repercusiones negativas de los cambios del algoritmo de Facebook

Comenzábamos el mes de diciembre de 2013 atónitos comprobando como en plena campaña de Navidad el alcance orgánico de la fanpages que administramos caía de forma drástica. Redes sociales, blogs y grupos de discusión de profesionales del sector hierven cada día buscando una explicación a los cambios aplicados por Facebook en el edgerank, pero el enfado masivo generalizado siempre desemboca en una misma conclusión... ¿quieres visibilidad para tus publicaciones? ¡Págala!

Es comprensible que Facebook busque la máxima rentabilidad de la publicidad de pago, hasta ahí estamos de acuerdo, pero no que se justifique la caída del alcance orgánico en pro de los contenidos de calidad dado que esta actualización afecta a todas las publicaciones por igual.

Durante todo este tiempo nos hemos sentido como ratas de laboratorio experimentando con contenidos diversos; la búsqueda de la publicación que el algoritmo considerase de interés para nuestros seguidores se ha convertido en una quimera. ¿Cuáles son las variables? ¿Debería explicarlo Facebook?

Los esfuerzos creativos y económicos llevados a cabo por empresas y bloggers para crear sus comunidades en Facebook durante meses y años bien merecen una explicación y una metodología a seguir, sobre todo cuando el alcance resulta incomprensible al comparar los resultados con el Bounce Rate, ¿es cierto que todos nuestros posts no son del interés de nuestros seguidores?

Todas estas cuestiones buscan respuesta y mientras tanto influyen negativamente en el branded content, ¿para qué malgastar nuestros esfuerzos en contenidos de calidad si apenas llegarán a un 3% de la comunidad? No se aprecian diferencias sustanciales entre el alcance de una publicación comercial convencional al de otra que trate temas de interés y busque el engage, al menos eso es lo que demuestran los resultados de Facebook Analytics.

En algunas publicaciones apuntan a que una solución al problema podría ser la gamificación. Esta alternativa podría ser interesante si se diesen dos circunstancias: que el usuario español estuviese habituado a este tipo de acciones y que los participantes más activos no fuesen únicamente profesionales de concursos o "cazarrecompensas" de redes sociales. Por otra parte está el hecho de que la gamificación funciona principalmente en una plataforma estrella, Facebook; si las publicaciones orgánicas para fomentar el juego entre nuestros seguidores alcanzan un número ridículo de visualizaciones... ¿cómo obtener lo que buscamos?

Una solución podrían ser las historias patrocinadas, aunque ahora que sabemos que desaparecerán a partir del 9 de abril... ¿qué nos depara Facebook? ¿qué cambios se avecinan?

De cualquier modo parece que la repercusión de una publicación requiere y requerirá previo pago; las diferencias entre quienes disponen de un presupuesto de marketing holgado y de quienes no seguirán aumentando y muchas fanpages con buenos contenidos se verán en la obligación de abandonar la red social e invertir sus esfuerzos en otra plataforma.

Como conclusión final cabe destacar que gran parte del branded content de calidad desaparecerá de Facebook en detrimento del usuario así que... ¿realmente los cambios sobre el algoritmo están pensados para ofrecer mejores contenidos a nuestros seguidores? ¿Qué opináis?