PuroMarketing

El Mundial de Brasil está a punto de comenzar. En él están puestas todas las expectativas de las marcas, quienes pugnan por conseguir su momento de gloria, gracias al inmenso poder de atracción del deporte rey.

Para ello, las marcas tienen previsto desplegar todas sus artes en todos los medios de comunicación y soportes posibles. Entre los cuales no pueden faltar las redes sociales. Los medios 2.0 destacan sobremanera por su capacidad para atraer la atención del público y causar expectación respecto a un mensaje, cuya repercusión no conoce límites. Y todo por un módico precio, que resulta irrisorio, en comparación con las astronómicas tarifas de los medios de comunicación tradicionales.

El marketing digital está de moda, y las grandes marcas han apostado fuerte. Tal es el caso de Adidas, que tiene previsto destinar más recursos a su presencia online, que a la televisión. Una inversión que en el Mundial anterior, hace 4 años, no superó el 20%. Según palabras de Tom Ramsden, director de marketing global de Adidas football, se espera que éste sea el Mundial más social vivido hasta ahora. Incluso sus acciones en televisión están orientadas a fomentar la participación del público objetivo en las redes sociales, especialmente Twitter.

Otro punto a favor de las marcas en esta competición deportiva es el gran poder de convocatoria del que ya disponen las grandes estrellas de fútbol. Sin duda un gran impulso para cualquier marca. Un simple tuit de Ronaldo, el deportista más popular en la plataforma de los 140 caracteres, sobre el segundo anuncio de Nike para el Mundial, se tradujo en un pico de visitas al canal de YouTube de la marca, que superó las 70 mil reproducciones en cuestión de días. Sin duda, sus 26,5 millones de seguidores están comprometidos con el jugador y todas las acciones que éste realiza en sus perfiles sociales.

Al margen de la importante apuesta por las redes sociales y la publicidad online, no podemos olvidarnos de los medios convencionales, quienes también se frotan las manos ante el inminente comienzo de los encuentros futbolísticos. Nielsen estima que la inversión publicitaria a nivel global durante este evento deportivo de transcendencia internacional se establezca en torno a los 2,3 mil millones de dólares. En cambio, la prensa escrita no correrá la misma suerte. Las cifras muestran que la incidencia de la Copa del Mundo de Fútbol apenas se ha notado en los dos meses previos al inicio de la competición; por lo que todo hace suponer que se mantendrá la misma tendencia en lo sucesivo.

De otro lado, al margen de su componente social, este año el Mundial será multipantalla. Los datos presentados a principios de este mes por Yume, más de la mitad de los encuestados (54%) tiene previsto ver partidos online. El streaming será un modo habitual de disfrutar de estos encuentros durante el Mundial de Brasil. La encuesta global de YuMe indica que, para ello, el 33% de los espectadores utilizará su ordenador, un 22% recurrirá a su tableta, el 13% disfrutará de las ventajas de la televisión conectada, y otro 11% optará por el smartphone.

Estos dispositivos inteligentes se utilizarán asimismo para revivir los momentos más especiales, las mejores jugadas de los encuentros más relevantes. Nada menos que el 60% de los encuestados mostró su interés en volver a ver esas jugadas estelares en su ordenador, el 23% en el smartphone y otro 25% utilizará para ello su tableta.

Definitivamente, el Mundial de Fútbol es un acontecimiento de trascendencia internacional que ni los usuarios ni las marcas están dispuestos a perdérselo.