PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Las redes sociales son cada vez más importantes en el día a día de las empresas, que tienen en ellas a unas de sus mejores aliados a la hora de llegar a los consumidores. Los internautas están volcados en ellas y Facebook o Twitter son parte indispensable de su rutina cotidiana, al tiempo que otras redes sociales como pueden ser Pinterest o Tumblr no paran de crecer y de conquistar a nuevos consumidores. Por tanto, se han convertido en un atractivo punto de encuentro en el que hablar con ellos y en el que venderle las bondades de la marca y sus productos, aunque lo cierto es que no se puede únicamente hablar de uno mismo en el entorno social media.

Para triunfar en el universo social, hay que tener en cuenta sus reglas de funcionamiento. Los consumidores esperan a marcas cercanas, buscan relaciones mucho más próximas (se espera casi que una empresa sea un amigo), se valoran las emociones y se necesita un entorno distendido en el que se hable de una marca, sí, pero también se aporte valor añadido. Y, sobre todo, las redes sociales son un entorno cambiante, en el que las últimas tendencias en internet se acaban imponiendo y en el que las marcas deben demostrar que están a la última y saben adaptarse a los cambios.

Las redes sociales evolucionan y se reinventan y las marcas tienen que saber responder a esos cambios. Hootsuite acaba de lanzar una predicción con los cinco cambios que creen que tocarán al universo social media durante 2015.

Las redes sociales quieren capitalizar el boom de los monederos digitales

Los monederos digitales son una de las tendencias emergentes que han estado circulando en los últimos años y que prometen convertirse en uno de los grandes cambios techie del futuro. Las redes sociales ya están intentando marcar posiciones en este segmento. Como recuerdan en las previsiones de Hootsuite, Facebook ya ha probado a convertir a su Messenger en una app con potencial para el envío de dinero y ha introducido una funcionalidad que permite añadir el número de tarjeta a la cuenta de Facebook y usarla para pagar a lo loguin social.

Facebook se podría unir así a las grandes de internet y a las pequeñas nacidas para este terreno que están intentando hacerse con los pagos online y convertirse en el monedero electrónico de cabecera. Y si Facebook lo intenta, no hay ninguna razón para que las demás grandes redes sociales no lo hagan también.

El futuro de las otras redes sociales es cuestionable

Durante 2014 aparecieron un elevado número de redes sociales de nicho, que se basaban en los problemas de las redes sociales existente para explicar las razones de su nacimiento o que se centraban en un mercado concreto para conquistar al consumidor. Y aunque prometen grandes cosas (entre ellas una experiencia de usuario tan emocionante y satisfactoria como la de las grandes), lo cierto es que tendrán muy complicado convertirse en un jugador lo suficientemente importante como para ser tenido en cuenta.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan estas redes sociales recién nacidas? Hootsuite destaca varios. El primero es hacerse con una base de usuarios lo suficientemente importante. En comparación con los millones de usuarios que tienen las grandes redes sociales, es muy difícil no parecer una ciudad fantasma, alertan. Y llegar a los millones de usuarios que puede tener Facebook no es en absoluto sencillo. Por otra parte, para sobrevivir o crecer no se puede apostar por lo genérico. Solo los sites especializados podrán tener una oportunidad para sobrevivir.

Las redes sociales abrazarán el ecommerce

Como ocurre con los monederos electrónicos, las principales redes sociales han empezado a hacer sus pinitos en el mundo de las compras online. Tanto Facebook como Twitter han presentado diferentes soluciones que permiten comprar o que tiran de algunas de las cuestiones que implican crecimiento o actividad en el comercio electrónico. Teniendo en cuenta que el ecommerce es uno de los grandes motores económicos de la red, es más que evidente que las compañías sociales seguirán intentando hacer caja con ello y aprovechar todas las oportunidades existentes.

Las grandes del sector se aprovecharán del hecho de que ya cuentan con una base de consumidores muy atractiva y que es además la que los responsables de las tiendas online quieren conquistar. A esta audiencia receptiva se suma el hecho de que estas redes sociales funcionan en tiempo real, lo que implica que se pueden hacer ventas basándose en los intereses que mueven a la audiencia en ese mismo momento o en base a lo que los consumidores (y casi cada consumidor) está haciendo o diciendo.

Los dispositivos inteligentes darán aún más ámbitos a lo social

Cada vez es más habitual el uso de dispositivos con mayores capas de inteligencia y cada vez estos empiezan a cubrir todas y cada una de las cosas que hacen los consumidores en su día a día. El internet de las cosas está por todas partes y los consumidores cuentan con pulseras que miden sus pasos, smartwatches que no solo dan la hora y electrodomésticos inteligentes. Estos terminales no solo cuentan con una capa de inteligencia gracias a su conexión a internet sino que además están conectados a las redes sociales y pueden publicar información en los perfiles de los consumidores o interactuar en social media.

La tendencia es que en 2015 no solo sigan conectados a las redes sociales (aunque, como alertan, una lavadora que anuncia todos los pasos del lavado en un perfil de Facebook no parece de lo más emocionante) sino que además aumente el número de dispositivos con esta funcionalidad. El reto será integrar toda esa información en el caudal de datos que ya circula por las redes sociales y convertir esa conexión social en algo realmente útil y no simplemente spam.

Los consumidores necesitan privacidad

Los consumidores se han mostrado cada vez más preocupados por las cuestiones de privacidad y por quién o qué puede ver sus mensajes y actividades, al tiempo que han aparecido más aplicaciones y redes sociales que hacen de la privacidad su bandera, aunque en realidad no están cumpliendo realmente con lo que prometen. Muchas de ellas han, de hecho, protagonizado escándalos por invasiones de la privacidad de los usuarios.

La tendencia en 2015 será, por tanto y según Hootsuite, no el crear una ilusión de privacidad sino el ofrecerla realmente. Los consumidores estarán cada vez más preocupados por este tema y exigirán soluciones reales. Las respuestas llegarán no solo de las pequeñas que lo usan como carta de presentación sino también de las grandes del mercado.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo