MSMK Madrid School of Marketing

PATROCINA
PuroMarketing

Las redes sociales se han convertido en una parte muy importante no solo en la vida de los consumidores sino también en la estrategia de posicionamiento de las marcas y empresas, que han tenido que aprender a sacarles partido y que han necesitado comprender cómo pueden conectar con los consumidores en ellas.

Pero, a pesar de lo mucho que han crecido en los últimos años y de la creciente importancia que tienen, las redes sociales no son un elemento muerto y uno en el que no se produzcan cambios. Los cambios en tendencia también tienen aquí su impacto y las marcas y empresas deben ajustarse a lo que cada año marca la agenda. Y ¿qué marcará la agenda en 2018? Como apuntan desde Hootsuite en un análisis de predicciones que publican en FastCompany, se pueden tener en cuenta ciertas líneas maestras.

Las redes sociales robarán aún más peso a la televisión

Cuando aparecieron las redes sociales y se fueron haciendo cada vez más populares, se empezó a producir la migración a lo que entonces se empezó a llamar la social TV. La televisión ya no se veía sin un móvil en la mano y un perfil en social media abierto para ver lo que los demás decían. Pero la cuestión ha cambiado incluso más y la relación entre los consumidores, la tele y las redes sociales se ha vuelto más compleja.

Porque, como recuerdan en el análisis, las redes sociales están conquistando la tele una vez más. Facebook está invirtiendo 1.000 millones de dólares en contenidos para Watch, las diferentes redes sociales están intentando posicionarse con acuerdos de contenido y hasta YouTube está posicionando más contenido profesional. Las redes sociales están aumentando su peso en lo que han bautizado como la 'mobile TV', contenidos que vemos bajo demanda y cuando queremos y que a los que se accede desde las pantallas de nuestros móviles.

La social AI no es solo el chatbot de turno

La inteligencia artificial tiene cada vez más peso en las redes sociales y empieza a posicionarse cada vez más en este terreno. Su importancia ha estado centrada sobre todo en el uso de los chatbots, que permitían dar atención al cliente sin grandes gastos de personal. Pero el uso de la IA irá mucho más allá y se diversificará. Las previsiones apuntan a que en 2018 se verán usos más creativos y más diversos de esta, como por ejemplo testeando anuncios o ayudando a escoger los mejores momentos para posicionar contenidos.

Los algoritmos "tendrán alma"

O lo que es lo mismo los algoritmos empezarán a tener en cuenta cada vez más las sensibilidades de los consumidores humanos a la hora de establecer los contenidos que llegan a los feeds. Dado que los usuarios de redes sociales son cada vez más exigentes con lo que ven y lo que non en las redes sociales, los responsables de estas tienen que ser cada vez más exigentes con cómo se hacen llegar contenidos como las noticias falsas o con cómo se gestionan cuestiones como los contenidos violentos en la relación con los consumidores. A eso se suma que tendrán que ser capaces de cambiar prioridades.

Ahora mismo, los algoritmos se centran en el engagement, pero este ha demostrado no ser fiable. En el futuro tendrán que ser capaces de tener en cuenta cuestiones como la veracidad, el valor del contenido o su utilidad. Tendrán que ser capaces de medir las cosas de un modo humano.

El ecommerce llegará de verdad a las redes sociales

Y sí, en el mismo análisis nos dejan claro que esta vez va en serio. El s-commerce lo ha intentado ya varias veces y ha fracasado en todas ellas. En 2018 volverá a intentarlo y esta vez (o eso es lo que prevén) no fracasará. Shopify se está integrando con Instagram y espera aumentar su penetración en esa red social en 2018. Facebook también está mejorando las cosas. Todo ello podría ser el punto de cambio.

2018 será el año en el que LinkedIn mostrará las garras

Siempre que se habla de redes sociales gigantes se habla de Facebook o de Instagram, pero no es habitual que los análisis toquen LinkedIn, a pesar de que tiene 500 millones de usuarios, de que sus usuarios la emplean para cada vez más cosas y que tiene una amplia base de contenidos generados por los propios usuarios (100.000 posts en los blogs publicados cada semana). Su engagement y las interacciones que genera son muy buenos.

Por tanto, ¿por qué no hablamos más de ello? Las previsiones del análisis hablan de que 2018 será su año, ya que los anunciantes empezarán a emplear cada vez más la red social para posicionar publicidad segmentada de forma más eficiente.