PuroMarketing

Hemos pasado de transitar por un ciclo económico basado en la bonanza a golpe de firma de crédito al alcance de todos… prosperidad, crecimiento, empleo, competitividad y siempre supeditado a la evolución del “ladrillo” a vivir en un contexto basado en la austeridad, la eficiencia y el reparto de recursos, que vemos con preocupación comienzan a ser más escasos.

La creación y gestión de las comunidades se consolida como la fórmula más eficiente para crear un modelo productivo interactivo, comprometido y eficiente, donde los nuevos líderes de opinión se sitúan en el papel de la hormiga reina.

Gracias a los Community Manager, todos nos transformamos en personas más sociables, el ambiente huele a marcas sinceras, cercanas, transparentes y comprometidas. Aparentemente el poder lo ostenta el usuario… sin embargo, ante un escenario tan bucólico, ¿cómo es posible que la creación de comunidades representativas de las marcas presente tantos obstáculos? Existen dos razones fundamentales:

  • Los objetivos perseguidos por las marcas y los objetivos de los consumidores son distintos.
  • Es frecuente que lo que motiva a los nuevos líderes a realizar acciones en pos de la marca, presente algún tipo de conflicto de interés con los requerimientos de los consumidores.

Para minimizar el impacto de estas posibles discrepancias es que florece la figura de los Community Manager, quienes gracias a la monitorización constante de comentarios, menciones y actualizaciones, logran conformar distintas estrategias de participación que permiten el crecimiento exponencial de la comunidad.

El trabajo realizado en relación a las comunidades, como núcleos donde se aúnan segmentos de intereses y como punto de encuentro entre consumidores y marcas debe ser minucioso y altamente planificado; y, son los Community Manager los que cuentan con la responsabilidad de conseguir un ROI óptimo para su marca en relación a las estrategias de marketing implementadas y gracias a:

  • Moderación eficiente de las conversaciones
  • Escucha activa de las necesidades de sus seguidores
  • Elaboración de estrategias que doten de dinamismo a la comunidad
  • Contacto directo con los usuarios
  • Monitoreo de la reputación asociada a la marca
  • Investigación de mercados para lograr que la implantación de nuevas tendencias aplicaciones y herramientas, sean el conducto por el que se logren cada vez más clientes potenciales.

En conclusión, si quiere que su participación en las redes sociales resulte eficiente para su marca y para la comunidad en su conjunto, gracias al valor agregado de ésta en el conjunto de la red, tenga siempre a mano un plan estratégico básico.

  • Elabore su estrategia online
  • Defina los canales, blogs, redes sociales y acciones SEO que llevara a cabo
  • Logre una presencia consolidada, es más importante que tener como objetivo principal ocupar el puesto número 1
  • Controle lo que hace su competencia
  • Cree y promociones contenidos de calidad y con alto poder viral
  • El interés debe ser suficiente para lograr que sus seguidores ejerzan funciones de promoción de la marca.
  • Analice y utilice bien los mensajes que le llegan, déjese ver, escuche y busque la promoción constante de sus acciones.

Finalmente no se olvide que la construcción de comunidades virtuales es una de las acciones más eficientes para consolidar su reputación online.