PuroMarketing

  • OPINIÓN
Profesor en ESIC

Hoy, no se muy bien porqué, me he acordado de una historia que me contó Jon. Fue hace tiempo en el muro de la Zurriola, antes conocido como el muro de Gros. Los días que no hay olas los surferos se sientan enfrente del mar y hablan de la vida.

El día que Jon me contó esta historia,  era uno de esos días. Jon hablaba de tribus hawaianas. En estas tribus, contaba,  habitan una especie de brujos llamados Kahuma que tienen prioridad para escoger las olas que surfean. También , un poco machistas, podía escoger mujer, supongo que entre las de la tribu. Además, vivían en la mejor cabaña del poblado, la más amplia y la mejor situada, la que mejor mobiliario tenía y con las tierras más fértiles.

La tribu les daba esos privilegios ¿a cambio?, pues a cambio de adivinar el futuro. Adivinaban el futuro,  reducían la incertidumbre y con eso el resto de la tribu ya era capaz de tomar decisiones. Qué el kahuma predecía un buen año, la tribu se metía en reformas y casaba a las niñas, por eso de la dote (Ya he contado que eran machistas); que auguraba uno malo, todos quietos, nada de gastos y así, en este plan.

Hoy me ha vuelto a la cabeza la historia de Jon porque me he pasado el día reunido con tíos que mandan, directivos ponía en la tarjeta. Sus despachos eran los mejores, tenían plaza de parking y , a juzgar por la naturalidad con la que pagaban el vino caro, su tarjeta debía tener un límite alto. Estoy casi seguro que su coche es el mejor de la tribu; perdón, de la compañía.

¿A cambio de qué? Tu sabrás……pero creo que lo único que justifica esos privilegios es la capacidad de interpretar el futuro….y para eso sirve el Marketing, porque Marketing es futuro. Marketing es la ciencia que interpreta al mercado y el mercado siempre es futuro.

Para explicar el pasado hay demasiados consultores capaces de hacerlo(Yo soy uno de ellos) y, no digo que no sea importante; pero…..analizar demasiado el pasado acaba en la melancolía y eso no justifica privilegios.

Gestionar el presente está sobrevalorado. Sin gestión, la empresa, no es nada; pero sólo con gestión ……. No nos da. Ya se,  no digo que no sean importantes; pero para gestionar de manera aseada hay muchas personas capaces de hacerlo y cuando hay muchas los privilegios no son tales.

Lo que de verdad creo que hace a una empresa competitiva, una de las que aportan valor a la sociedad;  es su capacidad para interpretar el futuro, adaptarse a él, influir en él, anticiparse a él (¿se puede uno anticipar al futuro?)…..y conseguir hacer la vida más agradable, a eso que algunos llaman Mercado.

Y eso, como a los kahuma, nos va a dar privilegios…..No del tipo de directivo del siglo XX (despacho, tarjeta y plaza de parking); si no de los buenos, privilegios del tipo de sentirnos protagonistas de la historia. De tipo de ser los que cambiemos la manera de escuchar música, del tipo de ser los que cambiemos la manera de consumir entretenimiento, del tipo de ser los que cambiemos la forma de movernos en las ciudades, o del tipo de los que seamos capaces de acercar la política a la ciudadanía….¡qué se yo!

Todos decimos que nuestra empresa se orienta al Mercado, que el cliente es nuestra razón de ser, pero realmente observamos al Mercado, realmente pensamos cómo hacer la vida más agradable a la gente ….porqué yo creo que eso es el Marketing,  y eso implica:

  • Pensar en el futuro, no pasar mucho rato explicando el pasado y dar a la gestión del presente su justo valor.
  • No perder demasiado tiempo en quejarnos de la coyuntura. Lo qué es , es, que decía aquel. Y tratar de adaptarnos a ella.
  • Saber convivir con la incertidumbre, porque en el fondo ponernos en manos de un kahuma es una bonita historia para que la cuente Jon una tarde sin olas; pero yo no me fiaría mucho….prefiero el Marketing.
Profesor en ESIC