CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La televisión ya no es lo que era. Tal vez siga siendo lo que siempre fue, o sea quizás mucho peor de lo que era.  Da igual. El caso es que las noches televisivas de muchas cadenas se han convertido en todo un espanto. Sexo, juego y videncia. Tres sectores que se han aprovechado del delirio y la agonía de muchas cadenas televisivas ante sus problemas financieros o el mero objetivo de aumentar sus ingresos a costa de cualquier cosa. Incluso si para ello, estafar a la gente forma parte de las reglas del juego.

La televisión ha sido siempre para muchos un refugio, un pasatiempo, una caja tonta que en ocasiones genera un poder hipnótico que nos   sugestiona hasta límites insospechados. Capaz de convencernos de lo contrario, de confundirnos, de manipularnos, de desinformarnos. Para muchas personas, sobre todo aquellas emocional y económicamente desesperadas, ahora resulta que la televisión se consolida como la esperanza de soluciones a sus desgracias, de manos de curanderos, chamanes, magos, tarotistas, videntes y falsos profetas.

No es de extrañar que a todo en televisión se le acuñe con el término de "Show", por que verdaderamente, todo esto es un auténtico espectáculo, pero de espanto. La maquinaría del marketing más perverso recurre a utilizar todo su arsenal para ganar adeptos, aumentar audiencias y como no, estafar al mayor número de personas desesperadas posibles. 

El artículo "Sandro Rey y sus gafas radiónicas de videncia extrema" de Luis Alfonso Gámez en magonia es un claro ejemplo de todo ello. O lo que es lo mismo, Gafas radiónicas y marketing para cautivar a víctimas de la desesperación. Ver para creer. Ni siquiera los míticos programas del "teletienda" llegaron a  ser tan sofisticados en sus métodos y estrategias de marketing y ventas. Ya no se trata de realizar demostraciones lanzando cuchillos contra paredes de madera, no!. Ahora los videntes de turno se inventan aquello de adivinar números de loterías para los incautos, oraciones en verso para atraer la buena fortuna, o..... gafas radiónicas para potenciar el don de la videncia.

Como lo oyen. Esta es la nueva apuesta del popular vidente televisivo Sandro Rey para mantener el interés de su desesperada audiencia, cumpliendo con aquella máxima de la "diferenciación" como la clave para conquistar y fidelizar a los consumidores. Lógico! Entre tanto vidente debe resultar difícil marcar diferencias. Si todos se dedican a alentar de falsas esperanzas a las personas, por no decir estafar directamente, que menos que alguno aportara un poco de innovación a este lamentable espectáculo. Patético!

Piensen ustedes si las televisiones como entidades o incluso marcas, actúan de forma correcta y ética dejando al libre albedrio sus programaciones nocturnas en manos de tales charlatanes y sus técnicas del engaño. Luego llegarán para decirnos que están comprometidas con sus audiencias, que apuestan por la calidad de contenidos y que se merecen que todos seamos fieles seguidores en sus redes sociales. ¿Qué será lo próximo? ¿Viajes ancestrales al pasado y en directo para avisarnos de nuestras malas decisiones y cambiar el curso de nuestras vidas?. Opinen ustedes mismos.

CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión
be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo