PuroMarketing

  • OPINIÓN
Consultora Freelance en Marketing de Contenidos y Redes Sociales. Más de veinte años dedicados al...

El Neuromarkeing consiste en la aplicación de técnicas pertenecientes a la Neurociencia al ámbito del marketing. Muy ligado al marketing sensorial, es decir, aquel relacionado con las emociones, la atención y la memoria que se activa ante ciertos estímulos, que percibimos a través de nuestros sentidos. Podemos decir, por tanto, que es el Marketing más humano ya que busca empatizar con su target y a la vez, el más científico ya que se apoya en estudios de la Neurociencia

A pesar de que mucho se ha escrito sobre el Neuromarketing es un área que está en pañales. Son técnicas usadas por muy poco empresas, quizá grandes corporaciones y alguna PYME muy innovadora. Esto es debido a que aun no es fácil su aplicación. No sabemos muy bien cómo debemos aplicar al Neuromarketing los estudios que van surgiendo sobre Neurociencia.

Según Patrick Renvoise, asesor en Neuromarketing del equipo de campaña del presidente Obama, poseemos un cerebro reptil heredado de nuestra evolución como especie y que explica por qué "los seres humanos, entre dos opciones, no elegimos siempre la más racional, sino la que prefiere nuestro cerebro reptil. Y no siempre es la obvia". El cerebro reptil es un enorme YO. Sin él nos habríamos extinguido. El reptil no tiene compasión ni empatía. Sólo entiende los grandes contrastes: blanco o negro. No tiene tiempo de más. "El reptil reduce opciones a lo binario para sobrevivir", explica el prestigioso experto, "aunque la realidad es más compleja y comprenderla a fondo requeriría una lógica difusa". En conclusión, tenemos un cerebro profundamente emocional y visual.

"El 99% de nuestras decisiones no las toma nuestra razón, sino el instinto. Luego la razón busca excusas para justificar lo que ha elegido nuestro cerebro reptil". Según esta base, ¿Cómo funciona nuestro cerebro reptil?. Renvoise responde: "Si quiere convencer a los demás, olvídese de su YO y empiece a trabajar el TÚ. No hay nadie más bobo que quien intenta ligar luciendo su músculo o su Ferrari. No diga: YO soy rico, quiéreme. Diga: te haré rica y te querré".

El reto del Marketing del futuro pasa por saber cómo adaptar los estudios que van surgiendo sobre Neurociencia al Neuromarketing. Recientemente se ha presentado un estudio en la Revista de Neurología, publicado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y de la UNED sobre Sinestesia, es decir, la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo. Un sinestésico puede oír colores, ver sonidos o percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada.

Según explica Helena Melero, investigadora del departamento de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid, "La sinestesia es un fenómeno neurológico que se produce cuando la estimulación en un sentido, por ejemplo el oído, además de desencadenar la percepción que le es propia, como sería el sonido, produce la activación de otro sistema sensorial no estimulado directamente, como puede ser la vista".

El citado estudio sobre sinestesia revela que un 14% de los españoles somos sinestésicos, una cifra nada desdeñable. ¿Podría el Neuromarketing utilizar esta evidencia científica?. La respuesta es sí, aunque la gran pregunta, una vez más, sería:¿Cómo?

¿Y vosotros, pensáis que el Marketing del futuro se basará en el Neuromarketing?

Consultora Freelance en Marketing de Contenidos y Redes Sociales. Más de veinte años dedicados al...