Artículo
Marketing
Marketing extremo: las marcas que mandan sus productos a viajar al espacio exterior
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Hace tan solo unos meses, Barbie dio “un gran paso para la muñequidad”. Es lo que promete la nota de prensa que entonces abordaba el viaje la muñeca de Mattel al espacio exterior. Una foto disponible para medios mostraba a dos muñecas Barbie vestidas de astronautas en el espacio. La imagen se había tomado en la Estación Espacial Internacional.

Mattel había mandado a la muñeca a su "primera misión en el espacio", en el marco de un acuerdo con la Estación Espacial Internacional para potenciar el interés de las niñas en materias STEM, aeroespaciales y de ingeniería. "Barbie introdujo una muñeca astronauta en 1965 antes incluso de que los humanos pisasen la Luna", apuntaba entonces McKnight, vicepresidenta ejecutiva y responsable global de Barbie y Muñecas en Mattel. "Ahora, casi 60 años después y con 200 profesiones y contando, las muñecas Barbie han llegado al espacio", añadía. Las muñecas llevan en el espacio desde que salieron en abril – se espera que vuelvan este verano a la tierra, cuando se convertirán en una pieza de museo – pero lo cierto es que están lejos de ser las primeras cosas en salir al espacio.

Porque, aunque Barbie tenía una excusa para irse de viaje espacial, lo cierto es que las marcas de todo tipo han usado los viajes espaciales para posicionarse en el mercado. La foto en nave espacial es, al final, un reclamo poderosísimo para hacer marketing. Es casi una manera de hace marketing extremo, uno que casi con seguridad se va a acabar convirtiendo en marketing viral. Es una foto simpática, es una curiosidad divertida y los consumidores – y los medios de comunicación – compartirán qué has hecho y lo comentarán.

De hecho, cuando Space X, la compañía espacial de Elon Musk, lanzó su primer cohete al espacio lo hizo llevando un vehículo de la otra empresa de Musk, Tesla. El coche tuvo así un momento de gloria viral, porque el primer Tesla que había salido al espacio era un reclamo lo suficiente atractivo como para posicionarse en las noticias.

Marcas que han viajado al espacio

La publicidad espacial ha sido empleada por compañías de todo tipo, que lanzan sus productos a la suficiente altitud como para lograr imágenes bonitas aunque no lleguen tan lejos como lo ha hecho Barbie. Es lo que hizo hace unos años Google, cuando mandó un muñeco Android a sobrevolar la Tierra en la campaña del lanzamiento de su propio smartphone. La imagen era lo suficientemente llamativa como para captar la atención de los consumidores y lo suficiente bonita para que luego la usasen los medios.

Aun así, la pieza dorada es lograr que los productos aparezcan en las estaciones espaciales. La imagen de producto dentro de una nave es mucho más llamativa y mucho más sugerente y, dado que los organismos espaciales han ido abriendo la mano a lo largo de las últimas década a participar, si se tiene dinero lograble.

En 2001, Pizza Hut pagó un millón de dólares al organismo espacial ruso para que uno de sus cosmonautas se comiese una pizza – de salami, porque el pepperoni no sobrevivía al viaje y le salía moho – en el espacio. Antes, ya se había rodado un anuncio de leche en la estación espacial MIR a mediados de los 90 y Pepsi había pagado 5 millones de dólares por hacer volar una de sus latas en la misma estación.

Aunque los ejemplos de publicidad espacial durante los 90 fueron escasos y raros, desde 2000 se han ido sucediendo ideas e intentos. Teniendo en cuenta que la NASA ya ha abierto la puerta a muchas más colaboraciones futuras para lograr fuentes de ingresos, la publicidad espacial tiene por delante un futuro bastante dorado.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!