PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

A principios de año, cuando Microsoft ya contaba con una de las versiones beta más estables de su nuevo windows 7, se intuía que la llegada al mercado de este nuevo sistema operativo sería todo un éxito sin lugar a dudas.

El lanzamiento de este tipo de software casi siempre viene acompañado de grandes promociones y campañas de marketing y publicidad. Algunas de ellas de forma ingeniosa como la puesta en marcha en la localidad española de "Sietes", elegida para la presentación del nuevo Windows 7 en nuestro país.

En Japón sin embargo, la iniciativa se ha desarrollado de forma conjunta con una acción de Co-branding entre Micrososft y burger king, la popular cadena de comida que ofrece a us clientes una nueva hamburguesa "Windows 7 ", a un precio popular de "777 yenes".

En París, con motivo del lanzamiento de Windows , la compañía Microsoft ha apostado por otra ingeniosa iniciativa al abrir su propia "cafetería 7". Un establecimiento con tintes de entretenimiento donde además de poder tomarnos un café tranquilamente, se permitirá probar el nuevo sistema operativo o jugar a su popular consola Xbox 360. 

Sin embargo, antes de su lanzamiento oficial, durante meses microsoft ha sabido cuidar otros aspectos importantes y fundamentales relacionados directamente con su reputación y la opinión general de sus clientes y usuarios a través de los medios sociales.

Como decíamos entonces, quizás de forma injusta, el medio internet ha tratado duramente a esta compañía cuando las voces más críticas se ensañaban con todo aquello asociado a la marca y el nombre de "Microsoft" mostrando y haciendo evidente la inconformidad y la opinión más negativa de los usuarios y consumidores. Lo que puso en alerta a la compañía que pasó a trabajar en este aspecto para poner en marcha diferentes campañas publicitarias con el objetivo de mejorar su imagen y reputación.

Al margen de la opinión de sus detractores ideológicos, el nuevo Windows 7 ha calado entre la gran mayoría de usuarios a pesar de los problemas y malas experiencias con productos anteriores y ha sido reconocido como "el mejor de todos los Windows". Esta vez Internet, las publicaciones online, blogs y los medios sociales parece que han pasado de convertirse de verdugos a adoradores y en auténticos evanlegistas del mensaje de Microsoft.

Microsoft ha sabido aprovechar a la perfección las ventajas de los medios sociales y superar sus riesgos. No cabe ninguna duda de que el Buzz marketing y el Social Branding han generado el efecto deseado y con creces, multiplicando de forma vírica todo tipo de opiniones positivas a favor del nuevo sistema operativo del que todo el mundo habla.

El gasto de las inversiones publicitarias de Microsoft desde el pasado año aumentaron considerablemente.  Según los datos de la prestigiosa revista Fortune a mediados del pasado año, la compañía Microsoft aprobaba una nueva partida presupuestaria para publicidad por valor de 200 millones de dólares a los que sumar los 300 millones de dólares que la firma de Seattle ya había consignado anteriormente para inversión publicitaria durante el mismo año.  No hay duda de que Microsoft estaba preparando una gran estrategia de marketing y preparando el terreno para la llegada de Windows 7.

Para los que puedan pensar que se trata de una cifra astronómica, el lanzamiento de este tipo de productos requiere de un gran esfuerzo económico en todos los aspectos, tanto a nivel de marketing y publicidad como a nivel de ventas, distribución, acuerdos u otros aspectos.  No obstante el saber que el beneficio anual de Microsoft por sus ganancias de publicidad en internet asciende a unos 3.000 millones de dólares,  nos hace entender que no solo de windows vive Microsoft y más sabiendo que este beneficio que supone entre un 5% y 10% de las ganancias globales de la compañía podría incrementarse hasta el 25% en un futuro no muy lejano. 

Lo cierto es que "Windows 7" no ha sido la única preocupación de Microsoft. Su batalla continua contra Apple, uno de sus más directos competidores, ha dado pie también a múltiples estrategias y acciones publicitarias repletas de anécdotas y no exentas de polémicas. 

Las diferentes declaraciones durante los últimos meses  de Steve Ballmer, CEO de Microsoft dejaban clara la evidencia de los esfuerzos y la fuerte apuesta de la compañía por la promoción de Windows 7 y otros productos de la familia como Office 2010. Sobre todo tras la caída de sus ventas y su beneficio neto durante el pasado año.

El 2009 ha sido un año intenso para Microsoft, y la promoción de Windows 7 ha sido una constante sin respiro. Hemos de reconocer que en esta ocasión sus estrategías de marketing y acciones publicitarias han sido más fructuosas que las protagonizadas por el polifacético Bill Gates y Jerry Seinfield en aquella tienda de zapatos.

Windows 7 ha llegado!