PuroMarketing

Una reciente investigación ha encontrado que la oxitocina, que actúa como un neurotransmisor en el cerebro, hace que la gente manifieste una mayor empatía y predisposición hacia las cuestiones planteadas en los anuncios de televisión.  Los hallazgos fueron presentados en la "brain science and health conference Neuroscience 2010" celebrada en la ciudad de San Francisco.

La oxitocina - apodada la "hormona del cariño" por su importancia en la vinculación entre parejas románticas y entre madres e hijos - también influye en los sentimientos de bienestar y la sensibilidad a la publicidad.

A los participantes de esta investigación desarrollada en la Claremont Graduate University de California se les dio un spray de oxitocina para oler. A otros tan sólo un placebo sin ningún tipo de sustancia. A continuación les fueron mostrados diferentes anuncios publicitarios de EE.UU y el Reino Unido sobre los peligros del consumo de tabaco, alcohol, conducción temeraria y el calentamiento global.

A todos se les preguntó cómo se sentían acerca de las cuestiones planteadas. Los que recibieron el aerosol de oxitocina, experimentar o sentír un mayor nivel de confianza, sensibilidad y empatía a la publicidad.

En este sentido, Paul Zak, el investigador principal del estudio, destacó que "los resultados de la investigación demuestran por qué los cachorros y los bebés están en los comerciales de papel higiénico".

"Esta investigación sugiere que los anunciantes utilizar imágenes que hacen que nuestros cerebros liberen más oxitocina para construir la confianza en un producto o marca, y por lo tanto aumentar aumentar su impacto y efectividad sobre los consumidores".