Marketing
Editorial: Cuando el Marketing perdió la cordura y la cabeza
Publicado por Redacción

Después de publicar mi último editorial, la verdad es que me han sorprendido principalmente dos cosas. La primera, la cantidad de gente y profesionales del sector que me han felicitado y mostrado su apoyo. Muchas gracias a todos.

La segunda, darme cuenta de cómo con tan sólo unas simples y claras palabras, algunos no han podido pegar cabeza en todo un fin de semana como efecto de su extremo nerviosismo, y se han preocupado más en seguir derramando estupideces y mentiras que tan sólo conllevan a empeorar aún más si cabe la reputación y el respecto perdido ya hace años por parte del resto de profesionales del sector.

Al Señor Javier Piedrahita ya no le cojo el teléfono. Tampoco creo que a estas alturas fuese el único que fuera a dejarle colgado con la palabra en la boca, pero tampoco respondo a los innumerables mensajes que colapsaron mi móvil durante semanas, y mucho menos a los emails a través de los cuales intenta aplicar una estupenda psicología inversa que resulta poco efectiva. Quizás hubiera bastado con evitar su tono al teléfono y la amenaza de ser denunciado. ¿Y usted es quién se queja de que yo voy en plan Rambo?

Lo digo por su continuo empeño en hacerme creer que me encuentro sumergido en un alto estado de nerviosismo y que mí respuestas se deban precisamente a ello. Puéstiene ustedaquí una más de ellas.

Señor Piedrahita, como bien difunde a través de su Facebook, efectivamente, soy un ‘jovenzuelo’ emprendedor con tan sólo 34 años y muchas ganas de trabajar para comerse el mundo. Y por ello, por ser tan joven me dirijo a su persona como de ‘Usted’ y con respecto a pesar de que no le guste lo que pueda decir.

Me siento afortunado de vivir en un humilde pueblo de Toledo donde reina la naturaleza y la tranquilidad. Y como usted mismomenciona son mis funciones la de SEO, Director, Community Manager, Editor, Redactor, diseñador, programador, chico de la limpieza en ocasiones (esto último se lo confirmo yo ) etc..

Señor Piedrahita , no se ha planteado alguna vez la pregunta de ¿Cómo tan sólo un joven de mi edad, sin equipo ni medios, sin redactores, ni editores, ni nada que se asemeje a su excelente equipo de profesionales como usted bien dice, puede convertir un medio en una referencia del sector que tan nervioso le pone como si fuera su mayor amenaza? ¿No se pregunta usted si detrás de ello existirá realmentealgo más que usted desconoce?

Por favor, le doy otro buen consejo. No utilice tales argumentos porque se pone usted mismo en evidencia y la de todo su trabajo.

Señor Piedrahita, de verdad que todavía me cuesta asimilar como usted no encuentra razones para entender mis contundentes respuestas. Acaso no le advertí cuando me comunicó de forma anticipada y premeditada a través de su email, que usted hablaría de nuestro medio en ‘plan irónico’ o ‘ironía light’ como así la denomina en sus emails. ¿De forma suave y educada se refería?. Ya tuvo mi contestación previamente haciéndole saber que las medias tintas mejor en el tintero, y que preferiría que fuese claro como yo lo estoy siendo en este momento.

Pretende luego excusarse a través de un email argumentando que las alusiones de su editorial tan sólo se reducen a dos simples párrafos y que mi reacción es desproporcionada. ¿Tira la piedra y esconde la mano?. ¿Es esto lo que pretende darme usted a entender como si no pasara nada o me tuviera que mostrar indiferente? “Un poco de por favor!”

Habla usted de muchas cosas y quiere dar lecciones al resto pero debió perderse las buenas lecciones de Marketing. Aquellas que realmente hacen de las estrategias, acciones mucho más eficaces. Por supuesto no voy yo ahora a desvelárselas ni mucho menos, por que supongo que entiende precisamente de eso, de Marketing. Si no, pues existen libros y manuales donde se detallan su teoría y puesta en marcha.

Más curiosa aun es su elocuente teoría sobre nuestro éxito en Twitter, argumentando que compramos a nuestros seguidores. Que osadia! Sólo por esta falta de respecto ya deberían dejan de escucharle, o al menos exigir que nos explicase usted cuál es el supermercado donde existe este pack promocional tan sugerente.

Todo ello por no hablar de nuestros supuestos plagios. Plagios de notas de prensa que llegan a nuestra redacción y que según usted nunca publica, y si lo hace, tan tarde que le cuesta darse cuenta o pararse a observar simplemente la hora y la fecha. ¿8 horas no le parecen suficiente demora como para darse de cuenta de qué mucho antes ya fueron publicadas?

Señor Piedrahita, usted que es el abanderado del periodismo 2.0 y que promueve como estandarte y filosofía el buen trabajo de investigación, ¿No es capaz de comprender que por casualidad compartamos múltiples fuentes de información? ¿Es a eso a lo que usted se refiere por plagio? ¿O se cree en poder de toda exclusiva informativa sobre el sector? Vaya olvidándose de ello.

Su incansable objetivo de descreditar nuestro trabajo no le va a servir de mucho. Ni le va a servir ni le va a ayudar. Da igual que lo haga a través de las redes sociales o llamando a nuestros patrocinadores y anunciantes por teléfono como sabrá que tengo constancia, para contarles su problema y advertirles que con nosotros su reputación no será demasiado buena. ¿Qué me responde? Yo le digo que esta sí que es un mala práctica y un vicio duro del cual considero debería de desintoxicarse.

Y hablando del sector, y de su empeño por hacerlo suyo o mío. No se confunda! Operamos sobre un amplio mercado, global, abierto y dueño de sí mismo. Un mercado del cual, las empresas y los medios forman parte y que no por supuesto no necesita ni mucho menos críticas ni juicios de valores radicales, sino más bien grandes profesionales que compartan experiencias y valores,y que hagan posible que continúe mejorando y evolucionando para seguir creciendo.

Para terminar, le respondo a su continuo interés y empeño de reivindicar su defensa a través de los comentarios en nuestro propio medio. ¿No le es suficiente con su magnífica editorial? ¿o simplemente carece del impacto necesario para que los demás puedan escuchar lo que pretende comunicar? Siga usando si es su propósito su propio medio para decir las cosas sin tapujos y toda la ironía que desee. No me importará seguir dando respuesta a sus alusiones directas desde este otro lado.

Andrés ToledoCEO Director PuroMarketing.comhttp://www.facebook.com/andrestoledohttp://es.linkedin.com/in/andrestoledo

Publicado por Redacción

Comentarios (6)

!Únete y participa en la conversación!