PuroMarketing

A medida que el número de usuarios que ven vídeo online aumenta, los servicios de cable y satélite ven crecer en paralelo sus pérdidas.  Mientras que todavía en EE.UU. el 60% de los usuarios de internet entrevistados por AYTM Market Research  reconocían este mes de mayo de 2013 contar con una suscripción a la televisión por cable, un 23% adicional decían que habían disfrutado de ese servicio en el pasado, pero que lo habían cancelado. Un 17,5% ni lo tenían ni lo habían tenido nunca.

La predisposición de los consumidores a ver televisión por cable o televisión convencional está cayendo rápidamente, al mismo tiempo que el consumo de vídeo en dispositivos que no son aparatos de televisión y ver contenido OTT (over-the-top) se están convirtiendo en algo habitual.

En marzo de 2013, un estudio de Leichtman Research Group encontró que el 27% de todos los adultos norteamericanos veían diariamente vídeos en dispositivos distintos a los aparatos de televisión, y más de la mitad de los participantes en la encuesta lo hacían con regularidad semanal.

El vídeo online y el streaming están empujando hacia arriba a los mercados de televisión conectada y OTT. El estudio de Leichtman encontró que en 2013, el 44% de los hogares en EE.UU. tiene al menos un equipo de televisión conectado a internet,  frente al 38% que lo tenía en 2012. Y cuantas más televisiones se conecten a internet, el visionado OTT crecerá rápidamente. Este año, un tercio de los adultos entrevistados han reconocido ver contenido OTT todos los días, casi el doble de lo que sucedía hace dos años, y el 59% afirman verlo semanalmente.

YouTube y Netflix están detrás de este crecimiento digital y OTT. AYTM encontró que el 29% de los usuarios norteamericanos de internet ven vídeos de YouTube al menos diariamente en mayo de 2013, y más de la mitad de los participantes del estudio lo hacen al menos una vez a la semana. Netflix está teniendo un importante aumento en el número de clientes suscritos a su servicio, así como en su uso. En 2013, de acuerdo con Leichtman, el 22% de los consumidores norteamericanos entrevistados afirman usar Netflix semanalmente, más de cinco veces el número de ellos que lo hacían en 2010.

Todas estas tendencias apuntan en la misma dirección: la televisión tradicional está decayendo mientras que el vídeo digital está subiendo. Pero esto no quiere decir que el papel de la televisión en el ecosistema de los medios haya desaparecido, pero sí que gracias a los fabricantes de televisión y a las redes ofreciendo opciones más dinámicas, la naturaleza de cómo se ve la televisión está cambiando.

AYTM encontró además que cerca de la mitad de los espectadores de servicio de cable reconocen ver menos de la mitad de los canales disponibles en su suscripción, y una notable mayoría del 74% comenta que preferirían seleccionar individualmente los canales antes que comprar paquetes cerrados.