PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La segunda pantalla está cada vez más cotizada. Si Twitter anuncia un rating de audiencia televisiva en su plataforma,  Facebook responde cortejando a las televisiones ofreciéndoles su mayor tesoro: un público amplísimo de personas con identidad real y perfectamente segmentado. 

Esta semana, la compañía ha anunciado que va a comenzar a enviar informes semanales a las cuatro grandes cadenas de televisión norteamericanas, ofreciéndoles un repaso de la cantidad de conversaciones que han generado sus programas en la red social. El informe incluirá cuántos "Me Gusta", comentarios o cuántas veces se ha compartido y la cantidad de personas que han participado en las conversaciones sociales relacionadas con los diferentes programas televisivos. Solamente ofrecerá esa información a la ABC, la NBC, la Fox, la CBS y un reducidísimo número de socios.

No es de extrañar que esté tan encendida la batalla entre Twitter y Facebook por conquistar esa plaza. Quien se haga con las audiencias que rodean eventos en tiempo real como los programas de televisión conseguirá más actividad en sus respectivas redes. Es decir, más ingresos publicitarios.

Un factor decisivo son los datos de quiénes y cómo conversan sobre lo que ocurre en la otra pantalla, porque decidirán si la actividad en la red social es relevante o no para los anunciantes.

Twitter va a lanzar su propio rating de televisión

Facebook ha movido ficha. En Twitter no quieren comentarlo pero llevan tiempo preparando el terreno para lanzar el lunes su "Nielsen Twitter TV Rating", en colaboración con el gigante de la medición de medios. El informe medirá cuánta gente participa en las conversaciones sobre un programa y cuánta gente ha visto esos tweets.

Facebook, por su parte, ha abierto más la mano, a pesar de que buena parte de las conversaciones suceden de manera privada, en publicaciones que se comparten sólo entre amigos. A principios de septiembre, reveló un nuevo programa para un selecto número de socios como la CNN, que pueden consultar la actividad sobre determinadas keywords. Evidentemente los datos se recogen de manera anónima y los resultados se ofrecen de manera agregada para proteger la privacidad de los usuarios.  Pero suficiente para empezar a cotizar alto en el mercado publicitarios.

Para calcular las conversaciones que se generen, Facebook tendrá que crear librerías de keywords para cada programa, como los nombres de los actores o personajes principales y después el equipo se asegurará de que todas se refieren al mismo show televisivo. Su siguiente paso será ofrecer también, como ya ha anunciado Twitter, cuánta gente sigue esas conversaciones online, dato crucial a la hora de vender su espacio publicitario.

Aunque tiene sus limitaciones, Facebook juega con la ventaja frente a Twitter de que su base de usuarios es mucho más numerosa y de identidades reales. 

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo