Contenidos Notas de Prensa Vídeos Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing . Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Las noticias de la tele no son para todos los públicos
La audiencia de la televisión envejece y los jóvenes ya no ven sus noticias
316 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Realiza una estancia en Kean University. El 74% de los alumnos mejora su situación profesional
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • PuroMarketing - Marketing en Español

    Uno de los problemas a los que se tuvo que enfrentar la radio en las pasadas décadas fue el envejecimiento de su audiencia. De hecho, el medio estaba en crisis porque se iba quedando sin oyentes y no tenía un recambio generacional que compensase las cosas. Los jóvenes, en general, no escuchaban la radio y no eran usuarios del medio de comunicación. En los últimos años, sin embargo, la radio está viviendo una suerte de revival, aunque no lo está haciendo siguiendo los mismos patrones del pasado. La radio está teniendo una nueva vida porque ha conseguido renovarse. Lo que está funcionando y lo que está haciendo que tengan nuevos oyentes son los podcasts, la radio a la carta, que ha logrado conectar con las audiencias millennial.

    Y ¿le está ocurriendo ahora mismo el mismo problema a la televisión? La tele ha enfrentado los últimos años como en una suerte de cuesta abajo. Internet y los contenidos bajo demanda se han convertido en su gran competidor y en el competidor que, además, está consiguiendo llamar la atención de las franjas de edad más jóvenes, como Generación Z y millennials. A eso se suma que los espectadores más jóvenes, los niños, están cada vez más familiarizados con servicios como YouTube y los emplean cada vez más, lo que hace que la tele pierda minutos de exposición (y horas).

    La programación está, en algunos casos, orientándose ya a públicos de grupos demográficos de más edad con programas y contenidos que consideran que les interesarán directamente a ellos. Pero incluso en aquellos programas que funcionaban como una suerte de blindaje y como un elemento que llegaba a todas las edades están perdiendo tracción.

    Uno solo tiene que preguntarse cuándo fue la última vez que vio las noticias en la tele. Lo más probable es que, según la edad que tenga, su respuesta varíe. Si se tienen más de 50 años es probable que las haya visto ese mismo día o el día anterior y que las noticias de la tele sigan siendo la manera clave para acceder a la información. Si se tienen veintitantos lo más probable es que la última vez que las haya visto haya sido cuando fue a comer a casa de sus padres. Para los consumidores más jóvenes (pero por jóvenes hay que entender también a los millennials, que ya no lo son en realidad tanto), la fuente de noticias es ya internet.

    Y por eso la tele está viendo como también envejece la audiencia de su hasta ahora contenido estrella y contenido a prueba de cambios.

    Las noticias de la tele no son para todos los públicos

    Y es que, incluso, la tele podría perder ya por completo su condición de punto principal de acceso a la información en general. El encender la tele cuando pasa algo para saber qué ocurre se podría estar acabando. Según un estudio de Pew Research, la televisión está a punto de perder la batalla contra internet en cuestiones informativas. Los datos son sobre una muestra estadounidense, pero resultan igualmente interesantes. Según las conclusiones del estudio, el número de personas que usan la tele de forma regular para acceder a las noticias ha pasado de ser el 57% en 2016 al 50% en 2017. Tanto es así que en el estudio predicen que en 2018 internet adelantará por completo a la tele.

    Pero además no es solo una cuestión de cambio de hábitos, sino también de envejecimiento. La diferencia entre los diferentes grupos demográficos es abrumadora. En la franja de más de 65 años, el 58% de los espectadores ve las noticias en sus canales de cable para saber qué ocurre. En la de 18 a 29 solo lo hace el 10%.

    La cuestión podría modificarse además todavía en una mayor profundidad en el futuro inmediato porque, como recuerdan desde NiemanLab, las redes sociales están tomando ciertos pasos para tener más peso en este terreno. Facebook, que no consigue encontrar cómo hacer que su Watch tenga el tirón de YouTube, está empezando a meter clips de noticias de la CBS, una cadena que también quiere encontrar cómo llegar a estos nuevos espectadores. ¿Será el primer paso para una migración hacia otros escenarios?

    Máster propio con prácticas profesionales garantizadas. Descubre nuestras becas.
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar