PuroMarketing

Si se pregunta a los usuarios de plataformas VoD sobre por qué se han pasado a esas herramientas y por qué las emplean para acceder a los contenidos, posiblemente acaben hablando de los anuncios y de la ausencia de los mismos. Estas plataformas permiten acceder a los contenidos que les interesan sin tener que perder el tiempo con publicidad y con más publicidad.

Si se les pregunta por la tele, la historia acabará siendo otra, especialmente si se les pregunta por los contenidos que ven en prime time en España. Es posible que acaben hablando de como todo acaba muy tarde, no solo porque empieza ya muy tarde (la evolución del prime time en la televisión española ha ido empujándolo a cada vez más y más tarde, uno de los elementos que ha acabado poniéndolo en cierta situación de crisis) sino también porque los anuncios y las constantes pausas publicitarias hacen que las cosas se vayan todavía a más y más tarde.

Las pausas publicitarias son muchas y muy largas. Incluso las que anuncian que vuelven tras no se cuántos minutos se hacen eternas, especialmente si el espectador está ya acostumbrado a acceder a contenidos bajo demanda y a no tener que sufrir los parones publicitarios.

Pero a todo ello hay que añadir que las cadenas de televisión están muy lejos de ser respetuosas con sus espectadores y que con ello no están más que quemando (más) a quienes se sientan a ver contenidos. Los televidentes están hartos de los anuncios no solo porque sean muchos sino porque las televisiones están metiéndolos con calzador. Y si esa técnica no funcionó en internet, tampoco lo va a hacer en un medio en crisis como es la tele.

No hay más que tener en cuenta cómo ha empezado la semana la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) para comprenderlo. El lunes ha arrancado con no uno sino dos inicios de expediente sancionador.

Dos nuevos expedientes de la CNMC

Por un lado, ha iniciado un expediente sancionador contra Radio Televisión Española (CRTVE) por sobrepasar el tiempo destinado a las autopromociones. Los canales afectados son La 1, La 2, Teledeporte, 24 Horas y Clan TV entre el último noviembre y el pasado febrero.

La televisión pública no tiene espacios publicitarios comerciales, pero sí puede promocionar sus propios programas y los productos asociados a los mismos. Pero la ley deja claro que "el tiempo dedicado a los anuncios publicitarios sobre sus propios programas y productos no podrá superar los 5 minutos por hora de reloj" y la CNMC cree que CRTVE podría haberse extralimitado.

Por otro, la CNMC ha vuelto, nuevamente, a abrir una investigación contra Mediaset. En este caso no se trata solo de un expediente sancionador por superar el tiempo de emisión dedicado a autopromociones, sino también por hacerlo con "mensajes publicitarios y de televenta". "Las infracciones detectadas en Cuatro, Energy, Divinity y Telecinco tuvieron lugar en los meses de diciembre de 2018 y enero y febrero de 2019", explican en el comunicado del organismo. La ley solo permite emitir publicidad durante 12 minutos por hora "natural" y consideran que Mediaset se ha sobrepasado en estos cuatro canales.

Este está lejos de ser el primer encontronazo de Mediaset con la CNMC. Ya han sido multados por publicidad encubierta y han protagonizado otros expedientes previos por exceso de tiempo de publicidad. Y, de forma paralela, no hay que olvidar que tanto Mediaset como Atresmedia (que también ha tenido sus expedientes por exceso de anuncios) están viviendo una crisis en los últimos tiempos, de espectadores y también económica (como se ve en su decreciente valoración económica).