PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Con el cambio del año en diciembre de 2009 y el arranque de 2010, la publicidad despareció de la televisión pública. Los canales de RTVE dejaron de tener anuncios, partiendo de la base de que sus cadenas eran un servicio público.

Sin embargo, aunque la publicidad en las cadenas de televisión pública dejó de ser legal, no desaparecieron del todo los anuncios. La normativa dejaba la puerta abierta a la publicidad propia y también a los que se llamaron patrocinios culturales. Aunque desde entonces no se han vuelto a emitir pausas publicitarias en los diferentes canales de televisión de RTVE, la televisión pública no ha estado exenta de polémicas en el uso de la publicidad y en si, realmente, había desaparecido de su parrilla.

El último, y más reciente, ha sido el caso de la publicidad vinculada al fútbol, que además tiene un toque más de polémica porque se trataba de publicidad de una casa de apuestas (que se ha convertido en un tipo de publicidad polémico por ella misma y sobre el que se ha hablado ya de su prohibición general). La CNMC abrió a finales del mes de septiembre un expediente sancionador contra RTVE por "la emisión de mensajes publicitarios durante la retransmisión de dos partidos de fútbol de la selección española", como señalaba entonces en una nota de prensa.

Según contabilizó el organismo, durante la emisión de los partidos que enfrentaron a España contra Noruega y Malta en marzo, se pudieron ver 40 anuncios sobreimpresos de diferentes marcas. La CNMC investiga si eso vulnera la ley que regula la publicidad en TVE. La cadena tiene tres meses para presentar alegaciones, a contar desde la fecha de incoación del expediente.

Y, pase lo que pase con ese expediente, TVE no ha dejado de emplear el formato publicitario. Como señalan en Vertele, durante el último partido entre Noruega y España, este pasado sábado, volvió a verse publicidad sobreimpresa. El formato lo están usando desde septiembre de 2018 y, según defendía a ese medio uno de los portavoces de la televisión pública, está "permitido por ley".

Según explican desde la televisión, el contrato que tienen con la UEFA abre el que "se pueden aprovechar todas las oportunidades comerciales y de patrocinio, incluidas las sobreimpresiones en pantalla". Las impresiones son, al entender de la televisión pública, patrocinios.

No es su primer encontronazo con Competencia

De hecho, el de patrocinio es el paraguas que han ido empleando a lo largo de los años para poder vincular a diferentes marcas con sus programas estrella. Masterchef, por ejemplo, ha tenido "patrocinios culturales" que se mencionaban antes de empezar la emisión. El formato no siempre ha convencido a Competencia. En verano de 2018, la CNMC impuso una multa de 1.070.765 euros por patrocinios emitidos entre diciembre de 2017 y enero de 2018 que consideró que eran, en realidad, publicidad tradicional camuflada y que por tanto incumplía la ley.

Según las conclusiones de la CNMC, los patrocinios incluían productos que no estaban cubiertos por las excepciones que permite la ley audiovisual que regula la publicidad en la televisión pública. Parte de la multa venía además porque esos mensajes eran spots tradicionales y no patrocinios ajustados a lo que marca la norma. En los mensajes de patrocinios, no se puede hacer un llamamiento directo a la compra o vender las propiedades del producto en cuestión.

Además de por publicidad tradicional, la televisión pública también ha sido multada por publicidad encubierta en Masterchef. En 2017, la CNMC le impuso una multa de 219.342 euros por incluir mensajes de la Bodegas González Byass y sus productos en las emisiones del popular programa de cocina.

En agosto de este año la multó por excederse en el tiempo de autopromociones.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo