PuroMarketing

Todas las franjas horarias están en retroceso, incluido el prime time, que es de las que más cae en algunos países
La televisión tradicional en Europa pierde en audiencias y en impacto publicitario

Durante los primeros meses de la pandemia en Europa, allá por marzo y abril de 2020, la población estaba encerrada en sus casas y necesitaba algo que hacer. Buscaba actividades que los mantuviesen entretenidos, pero también querían estar informados en todo momento. La televisión tuvo así registros de audiencia históricos, en una ruptura con la tendencia previa al retroceso en espectadores. Fue un espejismo, una especie de canto del cisne.

El último estudio sobre la televisión lineal concluye de forma clara que no solo las audiencias de la televisión en general están retrocediendo, también están cayendo las visualizaciones e impactos que generan sus anuncios. Esto es, hay menos gente viendo la televisión y, por ello, también están llegando a menos 'ojos' los anuncios que sirven en sus pausas publicitarias. En los primeros tres meses de 2021, la audiencia ha ido decayendo de forma progresiva.

Los datos del estudio, elaborado por Samba TV partiendo de datos recolectados en cuatro mercados tipo, llegan además desde las smart TVs. Los consumidores han ido migrando de forma bastante masiva en los últimos años a las televisiones conectadas, algo que se ha acelerado durante el año de la pandemia.

Las televisiones conectadas, uno de esos espacios que los anunciantes tienen cada vez más en cuenta, no se emplean, sin embargo, como una televisión 'de toda la vida'. Puede que de acceso a los contenidos de la televisión tradicional, pero los consumidores están empleando esos dispositivos para muchas cosas y cada vez menos para esa.

La caída de los minutos de visionado de contenidos en la televisión lineal se ha movido entre un -14% y un -2% en los países analizados como muestra. En los dos mercados europeos analizados, la caída ha sido del 3% (Reino Unido) y del 2% (Alemania), una caída muy moderada frente a lo que pasa en otros mercados (en Estados Unidos fue del 14%).

Con la caída del tiempo que pasan los espectadores viendo la televisión lineal, también han caído las impresiones que logran sus anuncios. Aquí la horquilla es mucho más elevada en términos medios, moviéndose entre una caída del 23% y el 8. Los países europeos también registran estos retrocesos.

Se pierde tiempo en todas las franjas horarias

Otro dato interesante que aporta el estudio es el análisis de las horas de visión de contenidos y lo que suponen en términos de audiencias. ¿Está la televisión lineal perdiendo espectadores en momentos concretos o es algo sostenido a lo largo de todas las horas de emisión?

Aunque las caídas de minutos han sido más abruptas en todas las franjas horarias en Estados Unidos y en Australia y más moderadas en Alemania y Reino Unido, se puede decir que ha habido un retroceso en todos los momentos de emisión. El único momento que tiene crecimiento es el de la franja overnight, la de la de la madrugada, que solo lo hace además en un país, Reino Unido y con algo más de un 5%.

En los demás mercados y en las demás franjas horarias, se registran caídas de tiempo de visionado. Cae, incluso, el momento cumbre del tiempo de visionado de la tele, el prime time. En Reino Unido o en Estados Unidos, es una de las franjas que registra una caída mayor.

Por tanto, no es sorprendente que la televisión lineal sea, ahora mismo, uno de los players que se sigue llevando uno de los trozos más grandes de la tarta publicitaria, pero que ese trozo esté haciéndose cada vez más pequeño.