PuroMarketing

Cuatro de cada diez españoles pasan más de dos jornadas laborales a la semana viendo TV en streaming

La irrupción de la TV conectada ha cobrado fuerza y protagonismo durante los últimos años, al tiempo que la televisión lineal pierde adeptos, aunque sigue manteniéndose como uno de los pilares de mayor influencia en la industria publicitaria en nuestro país

Madrid - 30 de junio de 2021 - Casi cuatro de cada diez (38%) españoles pasan más de 16 horas -o el equivalente a dos días laborables- viendo servicios de televisión en streaming a la semana, sin embargo, una quinta parte (20%) no está dispuesta a pagar por ese servicio.

Esto es lo que se desprende de los nuevos resultados del último informe de The Trade Desk, El Futuro de la Televisión, que revela una creciente reticencia entre los consumidores españoles hacia este tipo de gasto, a pesar de que casi siete de cada diez (67%) entrevistados afirman que están viendo más contenidos en streaming o TV a la carta desde que comenzó la pandemia.

Con la llegada a nuestro país de nuevas plataformas de streaming y, consecuentemente, una mayor competencia, los gigantes del sector se ven presionados para dar a los consumidores lo que realmente quieren. Cuando se les preguntó por el precio máximo que estarían dispuestos a pagar al mes a cambio de servicios de streaming, un 26% señaló que no gastarían más de 10 euros al mes. Curiosamente, y teniendo en cuenta el coste mensual de los servicios de streaming, esta opción les limitaría prácticamente a recibir un solo servicio.

A la hora de disfrutar de la televisión, la posibilidad de que el usuario pueda elegir lo que más le interesa ver en todo y cada momento sigue siendo un valor en alza. Los consumidores valoran muy positivamente los contenidos de alta calidad que ofrece el streaming. Sin embargo, y como se ha demostrado en la encuesta, el presupuesto del que disponen para pagar por estas plataformas es limitado. Por ello, los consumidores parecen entender el intercambio de valores y aceptan la publicidad a cambio de ver los contenidos televisivos de forma gratuita.

Un 73% de los encuestados dice que estaría dispuesto a recibir anuncios si después pudiera ver gratis un episodio entero de su serie favorita sin interrupciones, y en proporción similar,un 67% de los entrevistados señala que le interesaría ver menos anuncios y más anuncios personalizados a cambio de contenidos gratuitos.

"Entendida esta nueva realidad y la aceptación de la publicidad como moneda de cambio para ver contenido gratuito y de calidad, las marcas tienen ahora la oportunidad de conectar con los consumidores, que cada vez ven más contenidos en streaming mientras buscan su próximo programa favorito. Y, aunque la programación lineal sigue desempeñando un papel importante, la televisión conectada ofrece a los profesionales del marketing un mayor alcance, es decir, el poder contactar con los espectadores que ya no figuran en los canales de televisión tradicionales", señala Natalia Papiol, Directora General de The Trade Desk en España.

Con el tiempo, los espectadores tienden a repetir sus comportamientos habituales y a convertirlos en rutina. Sin embargo, en ocasiones, también son capaces de modificar sus preferencias y adoptar nuevas costumbres cuando se producen o llegan novedades. Esto podría explicar porqué durante los últimos meses muchos usuarios han comenzado a ver su programación y contenidos favoritos en formatos nunca antes contemplados. Desde la irrupción de la televisión conectada, muchos españoles prefieren esta opción en comparación con la televisión tradicional.

En este sentido, los usuarios encuestados fueron bastante precisos en cuanto a los formatos preferidos a la hora de ver diferentes tipos de contenidos. En este caso, se observó una mayoritaria preferencia por la televisión tradicional para ver las noticias con un 84%; un 74% que prefiere el streaming para ver las películas y casi un parejo 44% de usuarios que prefieren ver los documentales en streaming y un 42% en la televisión tradicional.

"Aunque vayamos hacia una mayor consolidación en el mercado, hay una cosa en la que todos estamos de acuerdo: estamos entrando en la edad de oro de la televisión conectada. Un momento en el que todos pueden ganar: los consumidores reciben la publicidad que más les interesa, y los profesionales de marketing van a poder llegar a sus consumidores," concluye Papiol.