PuroMarketing

Los máximos responsables de marketing tienen claro lo que le piden a internet: quieren que la red sea un entorno mucho más seguro y estable para su actividad. Esto es lo que se puede desprender de los resultados del estudio CMO Council.

Según los datos de este análisis, el 95% de los líderes de marketing mundiales cree que el entorno de los media en internet debería convertirse en un escenario más fidedigno, de más confianza. Esto deja claro que los indicadores actuales y que la situación en la que hoy se mueven las marcas y las empresas en la red no es la mejor y no es la que más convence a sus responsables.

Pero lo cierto es que no solo importa lo que se cree que debería ser, sino también el modo en el que esta visión un tanto negativa de la realidad les lleva a hacer. Que los marketeros tengan una visión negativa del entorno digital tiene un impacto en cómo toman decisiones en lo que a gasto publicitario toca y en lo que reparto de sus presupuestos respecta.

De hecho, las noticias sobre cómo están funcionando las cosas y los datos sobre los potenciales problemas del entorno digital tienen ya un efecto directo sobre lo que hacen y sobre las decisiones que toman los responsables de marketing. Más de un 70% de los líderes de marca reconoce - este dato según un estudio de ViralGains - que los titulares negativos tienen un impacto en sus decisiones en torno a sus presupuestos.

Volviendo a los datos del estudio de CMO Council, un 21% de los marketeros reconoce que las noticias que hablan de datos falsos o no exactos en el entorno digital ya les han hecho aplicar recortes en sus gastos publicitarios online.

El diferente escenario del vídeo

Las cosas son un tanto distintas cuando el foco se aplica al vídeo en internet y a la publicidad en el mismo. El vídeo no es el escenario perfecto y sigue presentando ciertos problemas, pero los marketeros parecen mucho más inclinados a perdonárselos.

De hecho, un 95% de los responsables de marketing planea aumentar la inversión en vídeo digital este año en comparación con el anterior y más o menos la mitad espera ir subiendo cada trimestre el gasto. Esto es, el vídeo seguirá teniendo una presencia estelar en los presupuestos de marketing.

Esto ocurre porque el vídeo se ve de un modo distinto y de una manera mucho más positiva. Es como si el vídeo fuese más determinante. Un 40% de los encuestados reconoce que los anuncios en vídeo están creciendo en importancia y un 28% señala ya que son más importantes que otras inversiones en marketing.

Y esto ocurre a pesar de que los responsables de marketing siguen teniendo una visión crítica con lo que ocurre con los vídeos y con lo que estos están soportando.

Un 73% de los encuestados quiere que haya total transparencia en términos de tráfico, visionado y engagement, un 45% acceso en tiempo real a datos de consumidores y un 40% que lo que pagan esté basado en lo que consiguen.

Incluso, no hay mucha conformidad con lo que significa que un vídeo se vea o no. Solo el 3% está de acuerdo con la definición de vídeo visto que impera ahora mismo en la industria.