PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La burbuja que componen los smartphones y las tabletas no parece tener visos de explotar en el corto y medio plazo. De hecho, los dispositivos móviles seguirán acumulando inversión publicitaria tanto en el presente 2015 como en los años venideros, alcanzando y superando la apuesta del marketing online tradicional basada en soportes fijos o de menor movilidad, tales como PCs u ordenadores portátiles. De hecho, está previsto que la cantidad que el 72% de la inversión publicitaria que las marcas y los anunciantes destinen se lleve a cabo a través de dispositivos móviles.

Es lo que se desprende de los últimos datos publicados por eMarketer, en los que se constata que en 2015 el gasto en publicidad móvil, solo en Estados Unidos, aumentará un 50% con respecto a la cifra que registró el pasado año y superará los 28,700 millones de inversión. La cifra da vértigo, al igual que sucede con el porcentaje que esta representa sobre el total del gasto publicitario móvil en este país: el 49%. De la misma manera, el 72% que acumulará el gasto en publicidad móvil se traducirá en 65,870 millones de dólares.

Así las cosas, este informe constata dos indicadores diferenciados: el auge e interés por la publicidad onine de los inversores y el giro experimentado por estos, que dejarán de lado los dispositivos tradicionales para sumergirse en las estrategias de publicidad móvil a través de teléfonos inteligentes y de tabletas. Pero, ¿cuándo llegará exactamente este último cambio? ¿Existe una fecha para confirmar el apocalipsis? Según eMarketer y sus estimaciones, sí. EN concreto, 2016 se configurará como el año del punto de inflexión en el que la publicidad móvil superará a la que los anunciantes destinarán a través de las pantallas de escritorio.

Sin embargo, la transición se hará de manera ordenada. Y es que si bien la publicidad a través de portátiles y ordenadores personales se mantendrá fija a lo largo de los próximos años, en torno a los 25,000 millones de dólares, la que no hará sino incrementarse, llegando a registrar aumentos de dos dígitos de un año a otro, será la publicidad móvil, que no dejará de ganar cuota de mercado hasta que nos encontremos en una nueva década de este siglo.

Un cambio que está determinado por el nuevo comportamiento de los consumidores, que poco a poco abandonan las pantallas tradicionales para hacer un mayor uso de los dispositivos de más reciente creación. De hecho, el pasado año los consumidores adultos estadounidenses reconocieron haber utilizado, de media, 2 horas y 51 minutos al día sus dispositivos móviles. La cifra es casi media hora más que el tiempo que dijeron haberlos utilizado en 2013: 2 horas y 19 minutos.

La publicidad display, hegemónica

Con respecto a los tipos de formatos que la publicidad adquirirá en los próximos años a través de los teléfonos inteligentes y de las tabletas, la que esté realizada a través de anuncios tradicionales en display se llevará la palma. Así, en 2015 este tipo de formato publicitario alcanzará un gasto medio de 14,670 millones de dólares. Una cifra que se duplicará en 2019, cuando acumule 33,900 millones de dólares de inversión.

Por su parte, la publicidad destinada a fomentar las búsquedas a través de los dispositivos móviles resultará ser el segundo formato más utilizado, aunque sin alcanzar al primer clasificado. Así, este tipo de publicidad alcanzará los 12,850 millones de dólares el presente año, que se duplicarán, hasta llegar a los 28,410 millones de dólares dentro de cuatro años.

Sin embargo, estos no serán los únicos formatos por los que se inclinarán los inversores, ya que la categoría que eMarketer denomina "otros", en la que incluye el email marketing, la generación de prospectos y otros formatos adicionales supondrá un gasto móvil de 3.320 millones de euros en 2019, una cifra que triplicará a la que registran estos dispositivos en la actualidad. Asimismo, los inversores también se decantarán por otros formatos, como el vídeo, y contenidos de tipo más dinámico, como son los multimedia.

Apuesta por las apps móviles

En paralelo, las marcas y anunciantes también reconocen que en lo venidero apostarán por las aplicaciones móviles como sistema en el que invertir para dar a conocer sus productos y servicios. Así, los anunciantes aseguran que en el presente año invertirán más de 20.790 millones de dólares en el desarrollo de estas soluciones tecnológicas. Una cifra muy elevada con respecto a la que, dicen, destinarán a navegadores móviles: 7.930 millones de dólares.

Del mismo modo, eMarketer ha medido, por primera vez, la intención de los anunciantes de invertir en publicidad a través de apps móviles. Y la respuesta ha sido más que interesante en este sentido. De hecho, la cifra que marcas que dicen que invertirán publicidad a través de estas soluciones alcanzará los 3.000 millones de dólares en 2015.

Una cifra que supone un aumento del 80% con respecto a la inversión de 1,67 mil millones de dólares a la que se destinó el pasado año. Aunque solo representa el 10% del total de la publicidad móvil que aglutinarán estos dispositivos, se ha abierto una nueva tendencia para los anunciantes y los responsables de hacer que sus campañas tengan éxito. Está por ver cómo asimilan el cambio.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo