PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El smartphone se ha convertido en el dispositivo de conexión a Internet favorito para 9 de cada 10 internautas y eso, lógicamente, tiene que tener un impacto sobre la inversión publicitaria de los anunciantes: mientras el gasto en dispositivos móviles crece año tras año, el de ordenadores disminuye, y esto sigue siendo así y es una tendencia universal, tal y como descubrimos en un nuevo informe de Marin Software.

Con la rápida expansión de móviles y tabletas, los publicistas tienen una clara oportunidad para alcanzar a los consumidores aún más fácilmente, ya que se trata de dispositivos que pueden acompañar al usuario prácticamente las 24 horas del día, y cuyo uso es constante.

De hecho, el año pasado los dispositivos móviles lograron superar el uso del ordenador por primera vez. Y como los consumidores dedican más tiempo y atención al móvil, el gasto comenzó a desplazarse en esta dirección, una tendencia que según el informe, no hará más que exacerbarse durante este año.

Por otro lado, el ordenador comienza a volverse más como el móvil. ¿Qué significa esto? Que cada vez son más los anunciantes que diseñan sus campañas con el móvil en mente, innovando en los formatos pero siempre teniendo en cuenta la pequeña pantalla, para después adaptarlo al ordenador. Se invierte por lo tanto la fórmula tradicional, en la que se diseñaban los anuncios con el ordenador en mente, y solo después se trataban de adaptar al smartphone.

Además, el estudio recalca que la conversión móvil comienza a ganar tracción. Porque no hay que perder de vista que aunque el uso es mayor desde el móvil, el ratio de conversión sigue siendo superior vía desktop. Poco a poco va cambiando el chip, y cada vez son más los que no usan solo el móvil para investigar sus compras o inspirarse, sino que también las culminan en este mismo dispositivo.

Aumenta el gasto paralelamente a los clics en los anuncios móviles

Se espera que este año el gasto global en publicidad móvil supere los 100.000 millones de dólares, y, según estimaciones de eMarketer, para 2019 la inversión en móvil podría ser ya el 70% de toda la inversión digital (frente al 40% que fue en 2015, y el 51% que se espera que sea este año -es decir, será en el 2016 cuando el gasto móvil ya supere al desktop-).

Todo esto refleja una situación en la que el porcentaje de clics móviles a los anuncios no para de crecer, y eso es así tanto en anuncios de búsquedas, de redes sociales, y de display. Así, en un solo año -el 2015-, el porcentaje de clics desde el smartphone a anuncios de búsquedas subió un 55% (aunque siguen mayoría los clics desde ordenador), y en el caso de las redes sociales, los clics móviles son ya mayoría, y suben día a día. En display, el pasado año fue el primero en el que los clics móviles superaron a los desktop, y la diferencia seguirá creciendo durante este año. En conclusión, el smartphone ha venido para quedarse y ese es el dispositivo en el que se debe invertir el grueso del presupuesto para publicidad digital.

La estrategia publicitaria debe ser omnicanal

El informe hace hincapié en la necesidad de que los marketeros se mantengan al día de las tendencias actuales en cuanto a los dispositivos, y que traten de adaptar su estrategia publicitaria a ese panorama multicanal y multidispositivo. ¿Cómo?

Proponen algunas de las claves para aprovechar el potencial móvil, como tratar de identificar las fortalezas y debilidades de cada dispositivo, atribuir correctamente las conversiones móviles, optimizar el tamaño de los anuncios para la experiencia móvil, apostar por el retargeting inter-dispositivos, e invertir también en la publicidad de apps.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo