PuroMarketing

En el otro lado de la balanza están los medios tradicionales y periódicos y revistas registran las caídas más abruptas 
Vídeo, influencers y redes sociales: estos serán los grandes ganadores de la inversión publicitaria durante 2022

¿Es demasiado pronto para hablar ya de 2022 y de los planes de las empresas? En realidad, no. Las compañías no pueden dejar todo en manos del cortoplacismo y deben prepararse con tiempo para las cosas. En términos de estrategia, 2022 está a la vuelta de la esquina.

Igual que las empresas ya deben estar más que preparadas para la futura campaña de Navidad (futura en cierto grado, porque se empiezan las compras cada año antes), también deben tener preparadas sus cuentas publicitarias para el año que viene.

El último estudio global sobre inversión publicitaria elaborado por Kantar y que recoge Warc aborda en qué centrarán los marketeros sus inversiones y qué canales dominarán la inversión publicitaria de las empresas.

Lo que está claro es que el gran ganador en los presupuestos publicitarios es internet, lo que no es exactamente una sorpresa. Durante los últimos años, se ha producido un crecimiento constante en la inversión publicitaria online y los presupuestos digitales han ido comiendo terreno a los de los canales tradicionales. De hecho, son estos últimos los que dominan la lista de los escenarios en los que la inversión se recortará en el año que se avecina.

Volviendo a las cifras positivas, el ranking está liderado por los anuncios de vídeos online. El crecimiento en 2022 será del 76%. Le siguen el contenido de marca por influencers (71%), los anuncios en stories en redes sociales (70%) y los anuncios en feeds de social media (68%).

Warc tiene bastante claro que YouTube, Instagram y TikTok, que mezclan justamente todos estos elementos (vídeos, influencers y redes sociales) serán quienes saquen más y mejor partido a esta tendencia.

El futuro al alza de los anuncios en streaming

Los datos son de crecimiento neto de presencia en presupuestos frente al año precedente, pero algunas de esas cifras ya mandan avisos notables sobre quiénes están llamados a tener una parte importante del mercado. El quinto segmento con mayor crecimiento son los anuncios de televisión, pero no cualquier anuncio de TV. Son los anuncios servidos en streaming en las smart TVs. Subirán un 56%.

Tras este formato vienen los anuncios de display online (55%), los anuncios en podcasts (45%), los anuncios en exteriores en vallas digitales (35%), los productos integrados en shows televisivos (product placement, 24%), los anuncios de televisión (14%) y los patrocinios de programas televisivos (6%).

Los medios en caída

En el lado opuesto se posicionan los canales que más decrecerán en 2022. El líder aquí es, para su mala fortuna, la publicidad en periódicos. El retroceso publicitario será del 55%, seguido por la caída del 53% de los anuncios en revistas.

También caerán los anuncios de cine (-20%), los patrocinios de eventos por marcas (-18%) y los anuncios en radio (-8%).

Poco importa que los consumidores vean con buenos ojos a los periódicos cuando se les pregunta por tipos de anuncios que valoran y aprecian. Las audiencias de los medios de papel están cayendo y los anunciantes están tomando nota de ello.