PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Todos sabemos que se ha formado en los últimos tiempos una gran burbuja alrededor de la figura del Community Manager, así como de todo el Social Media en general, y se ha extendido la creencia de que, al parecer, trabajar en este campo es la gallina de los huevos de oro.

El profesional que se dedique a trabajar en lo dospuntocero ya tiene la vida resuelta. La gran panacea

Por este motivo han aparecido muchísimos cursos y masters que prometen formarnos como profesionales en la gestión de comunidades y que nos convertirán en unos cientos de horas en expertos en Social Media, siendo capaces de abordar las tareas que se nos presenten.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los cursos de este tipo pueden ser un gran recurso, una gran ayuda para todo aquél que empieza en lo dospuntocero, puesto que sirven, básicamente, para enseñarnos el camino que debemos seguir. Nadie puede pretender salir de un curso de Community Manager perfectamente formado, puesto que hay una parte muy importante del aprendizaje que la mayoría de cursos no proporcionan, la práctica, que es lo que proporciona el aprendizaje de esos conocimientos.

Con frecuencia, encontramos cursos de todo tipo y precio en los que los docentes son profesionales con una amplia y dilatada experiencia en el sector, bueno, todo lo amplia que puede ser en un campo que es bastante nuevo, a los que estamos deseando escuchar en las sesiones para exprimir todos sus conocimientos al máximo, pero, ¿a quién no le ha pasado que, tras asistir, a una de estas sesiones se ha sentido “defraudado” por no haber aprendido lo que esperaba?

Pasa más de lo que podemos imaginar

No es lo mismo formar que informar, eso está claro. Un docente no solo debe estar informado, como lo están estos profesionales, sino, que además debe reunir capacidades comunicativas, debe saber transmitir a los demás.

Un formador no debe informar, para eso existen muchísimos libros y publicaciones en la web, además de una gran cantidad de blogs en la que podemos encontrar información muy abundante y variada. Un formador debe impartir conocimiento.

Y eso es muy distinto. Para enseñar algo, por supuesto, es necesario saberlo, pero también saber cómo transmitirlo a otros. No basta con saberlo. Elegir un formador para este tipo de cursos es más complejo de lo que parece.

Esta claro que para informarse nos bastará con acudir a cualquier evento sea cual sea, a pesar de que sus mensajes y temas principales suenen ya como simples tópicos convertidos en eslóganes marketinianos. Sin embargo la verdadera formación y conocimientos marchan por otros senderos, caminos y lugares.

El valor de los grandes centros de formación y los verdaderos profesionales

Dada la gran demanda que se ha generado en este sector, las escuelas, universidades y centros de formación preparan sus filas para ofrecer las mejores ofertas. Algunas de ellas como iL3 Universitat de Barcelona, Univesitat Politècnica de CatalunyaEducaciOnline, Universitat Abat Oliba CEU o Kschool entre otras, reúnen a los mejores expertos y profesionales bajo una oferta de alto nivel para acceder a una formación especializada que realmente nos ayudará en nuestra carrera profesional.

Ahora sólo queda decidir si queremos informarnos o realmente pretendemos formarnos!

Social Media Consultant Community Manager,Content Manager y Blogger Profesional