PuroMarketing

Para adaptarse a los cambios de mercado, nada más importante que la formación

En el mundo en el que ahora se deben mover los profesionales, sean casi cuales sean sus áreas de trabajo y de interés, no les queda más remedio que estar prácticamente en todo momento atentos a cómo cambian las cosas y a cómo esto cambia su trabajo. La tecnología ha hecho que los mercados se hayan vuelto más y más dinámicos e internet que los cambios se 'contagien' más rápido y se vuelvan mucho más visibles en mucho menos tiempo.

Para los marketeros, todo ello ha añadido una capa de presión mayor a su trabajo y al modo en el que deben gestionar las cosas.

Los consumidores se han vuelto mucho más complejos - a lo que hay que sumar además cómo han impactado los cambios generacionales y el modo en el que han modificado la percepción de las cosas - y los ciclos de las tendencias, las dinámicas y los cambios de mercado se han vuelto mucho más cortos. El tiempo que va desde que algo irrumpe hasta que se convierte en lo que domina el mercado parece que se ha acortado.

Por ello, necesitan estar más al día que nunca de lo que ocurre y comprender de forma clara qué está impactando en el mercado. Dado que su trabajo está muy relacionado con los cambios del mercado y con el modo en el que estos impactan en los consumidores, estar al día de estas nuevas realidades resulta quizás incluso más importante para ellos de lo que lo es para otros departamentos de la empresa.

Si no están al día de cómo cambia el mercado y de lo que funciona y lo que no, corren el riesgo de que sus mensajes se vuelvan desfasados y de que no lleguen a sus consumidores. En lugar de estar conectando con ellos y posicionándose de un modo llamativo y atractivo, podrían estar, con suerte, quedando difuminados y borrosos en medio de todo lo que sus competidores hacen y, sin suerte, llamar la atención para mal como una empresa del pasado.

Formación continua

Por tanto, a los responsables de marketing y a los demás trabajadores del equipo de marketing no les queda más remedio que estar entregados a una formación continua. Seguir la actualidad del sector es una obligación más en su día a día laboral, como también lo es mantenerse actualizados a un nivel más profundo y más 'académico' por así decirlo.

No solo hay que leer estudios y análisis sobre las tendencias que están cambiando el mercado, sino que también hay que mantener un plan de formación que actualice y mantenga los conocimientos. Los cursos de marketing se han convertido en una pieza crucial para continuar siendo competitivos en el mercado y para seguir sabiendo qué se debe hacer y cómo.

La formación continua permite refrescar conocimientos y adquirir aquellos que son nuevos, pero también permite un reciclaje continuo del perfil, algo que en las últimas décadas se ha convertido en crucial y definitorio en el mercado laboral.

La irrupción de la tecnología y de la red no solo ha cambiado el mercado y lo que los consumidores necesitan, sino que también ha modificado el perfil del marketeros tipo que las empresas buscan. En los últimos años, los perfiles se han vuelto mucho más techie y mucho más especializados.

Las compañías esperan de sus profesionales de marketing que tengan conocimientos y capacidades de las que carecían en el pasado y que incluso eran más del ámbito de las TI. Para responder a esas expectativas a los marketeros no les queda más remedio que formarse.