PuroMarketing

Los cambios en el mercado hacen que adquirir nuevos conocimientos sea más importante que nunca
Por muy inestable que parezca este año, continúa siendo el mejor momento para que los Profesionales del Marketing se sigan formando 

Mientras 2020 avanzaba, los ciudadanos esperaban, con un optimismo que no era del todo racional, a que el año pasase y que con ello se entrase en una nueva etapa. El fin de 2020 y el comienzo de 2021 se veía casi como un momento hito, uno que haría que la normalidad estuviese más cerca y que las cosas se viesen de una manera mucho más optimista. Casi se sentía que era el momento de esperar al nuevo año para hacer planes, tomar decisiones o emprender proyectos, porque con el año nuevo llegaría un gran cambio.

En realidad, el cambio de la cifra que marca en qué año estamos no supone nada más que un cambio contable. Las cosas no iban a cambiar mágicamente cuando el reloj diese las uvas del cierre del año, por más que se soñase con que eso fuese a pasar, y el 1 de enero de 2021 iba a ser una continuación del 31 de diciembre de 2020, con los mismos problemas, las mismas tensiones y los mismos retos.

Por tanto, enero ha sido un mes similar al que fue en su momento febrero, sin el optimismo de la novedad de la llegada de la vacuna - que en cierto modo los ciudadanos esperaban que se desplegase a toda velocidad - y con el temor a que las cosas vayan a peor. Varios países han endurecido sus confinamientos y restricciones y en España varias comunidades autónomas han adelantado el toque de queda o reducido los tipos de comercios que pueden abrir y en qué horas. Las condiciones han empeorado.

Todo ello está haciendo que el año sea confuso, inestable y poco seguro. Las listas de preocupaciones están tomadas por cuestiones vinculadas a lo inmediato y a los retos que impone el coronavirus y el avance de la pandemia. No pocas personas han reducido cómo y cuánto hacen planes, centrándose en lo inmediato para no dejarse arrastrar por la incertidumbre.

A nivel profesional, para muchos la crisis está suponiendo un desgaste por lo que implica el teletrabajo, que ha hecho las cosas mucho más complejas, como por el temor a que la crisis económica que ha generado la crisis sanitaria implique la pérdida del puesto de trabajo.

Para los marketeros, 2021 no está siendo tan diferente a cómo ha sido 2020. Es un período de apagar fuegos, responder rápido, pensar en estrategias a muy corto plazo y, a pesar de ello, intentar salvaguardar la estrategia a largo plazo. En un momento como este, la necesidad de centrarse en lo inmediato es muy elevada. También es muy necesaria.

Por esa razón, es muy probable que no pocos marketeros estén descuidando su formación, algo que no deberían hacer. A pesar de todo - y aunque este momento sea difícil y parezca que no quedan horas para nada - la formación continua en marketing y publicidad sigue siendo crucial, quizás sea incluso más importante que nunca. Los marketeros deben seguirse formado.

Por qué formarse es crucial

¿Por qué es tan importante la formación? Este propio contexto, complicado, cambiante y complejo, es el culpable. Los consumidores han cambiado notablemente en el último año, lo han hecho también sus necesidades y sus expectativas.

Los marketeros necesitan ser capaces de leer esas necesidades y de diseñar estrategias que conecten con ellos. Para conseguirlo, necesitan saber qué está ocurriendo en el mercado y cómo eso impacta en su negocio. Al nivel al que se están produciendo los cambios y al que tienen impacto, supone hacer un esfuerzo importante en formación.

Al mismo tiempo, los últimos meses han implicado un cambio no solo de fondo sino también de forma. La transformación digital se ha acelerado y las marcas se han vuelto más más dependientes de las herramientas digitales. Los consumidores han incorporado más todavía a sus vidas la tecnología y el uso de internet, lo que ha llevado a que aparezcan nuevas necesidades en los equipos de marketing.

Por ejemplo, como apunta un estudio de la IEBS Business School, ahora mismo las profesiones más demandas en marketing digital son la de director de crecimiento, la de digital project manager, la de gestor de marketing con influencers o las de especialistas en social media, inbound marketing o SEO.

En el listado está también y de forma destacada - en la segunda emergente, tras los growth marketing director - los especialistas en eSports y marketing. Otro estudio, este elaborado por Spring y desde la óptica del retail, señala a los perfiles de trade marketing y ecommerce manager como los más demandados y los mejor pagados.

Algunos de estos perfiles son de nuevo cuño, lo que obliga a enfrentarse a terrenos en los que los profesionales de marketing hasta ahora no tenían que trabajar. Aquellos que llevan años en el listado no son, tampoco, elementos de reciclaje de conocimientos previos: las cosas han cambiado tanto en los últimos tiempos que exigen casi estar siempre adquiriendo conocimientos nuevos.