PuroMarketing

Ha llegado la hora de estudiar y actualizar habilidades sobre aquellos terrenos que marcarán la agenda en la recta final de la crisis del coronavirus y en el día después
Las habilidades y las áreas del conocimiento en las que deberían aplicarse los marketeros para sobrevivir al mundo post-pandemia

Navegar los retos del mercado y asumir cómo cambian los consumidores y sus necesidades son siempre importantes responsabilidades para los marketeros. Son también cuestiones complicadas, que requieren una actualización constante y estar siempre al día en conocimientos y habilidades.

Esto ocurre en tiempos 'normales', pero pasa todavía más en tiempos de crisis. En aquellos momentos en los que las cosas son más inestables y en los que los retos se multiplican, es mucho más importante que los profesionales de marketing tengan todos los conocimientos necesarios para comprender qué ocurre y qué deben hacer.

La exactitud y el éxito de las decisiones que tomen sus empresas dependen de ello. Y dado que la pandemia del coronavirus ha creado incertidumbre en el mercado y una elevada inestabilidad, haciendo que las reglas del juego parezcan cambiar prácticamente cada día, tener los conocimientos necesarios es más importante que nunca.

Los marketeros deben adquirir las habilidades que los guiarán para llegar a puerto en estos meses, pero también las que les permitirán preparar a su empresa para el mundo post-pandemia y tomar las decisiones más adecuadas para ese nuevo mundo.

Pero ¿en qué deberían trabajar los marketeros y qué conocimientos necesitan para prepararse para esta situación? Los cursos de marketing y publicidad son variados y abordan muchas áreas destacadas vinculadas a las obligaciones de los marketeros. Sin embargo, ciertas áreas deberían tener prioridad en los planes de estudio y de actualización de los profesionales de marketing.

Social media

Parece un clásico de siempre y algo en lo que ya no se puede aprender nada más. Sin embargo, se podría decía que no hay nada más lejano de la realidad que esa información.

Obviamente, los marketeros no deben echar mano de un curso de community manager de 2009, pero sí deben actualizar sus conocimientos y adquirir habilidades para navegar un territorio en el que el engagement es cada vez más difícil y los riesgos y peligros más abundantes. Además, y esto es lo importante, los marketeros necesitan las herramientas para comprender las redes sociales de nueva creación, si son importantes para su negocio y qué deben hacer con ellas.

Omnicanalidad

Puede que adquirir los conocimientos sobre cómo operar en un mercado omnicanal fuese algo que los marketeros deberían haber hecho ya hace algún tiempo. Quizás, algunos llegarán demasiado pegados al momento. Lo que está claro es que no se puede dejar pasar ni un minuto más.

La crisis del coronavirus ha acelerado el salto a lo digital y ha hecho más visibles las debilidades en omnicanalidad de ciertos players y las fortalezas de otros. Quienes entran en este último grupo han sido los que mejor parados han salido de los retos de los últimos meses. Los marketeros deben comprender qué implica la omnicanalidad y qué deben hacer sus empresas.

Las complejidades del ecommerce

Y, muy vinculado con el punto anterior y con todo lo que ha afianzado el coronavirus, los marketeros también deben mejorar, actualizar y asentar sus conocimientos sobre ecommerce y lo que cambia desde en la experiencia de cliente hasta en la ejecución de la estrategia de marketing.

Los consumidores no van a dejar de comprar online cuando puedan volver a circular libremente en las tiendas y el comercio electrónico seguirá siendo crucial. Si a eso se suma que se ha vuelto mucho más complejo en términos de contenidos, experiencias y conexión con marketing, se comprende por qué es más decisivo que nunca tener esas habilidades.

El ecommerce no es ya solo venta, es también lo que sirve para presentar el producto y casi un híbrido con otras disciplinas de marketing, como pueden ser los contenidos. El auge de formatos como el livestreaming es una muestra clara de ello.

Más allá del big data

La tecnología se ha convertido en una pieza crucial en marketing y, aunque los marketeros no son CIOs y no necesitan sacarse una ingeniería informática, sí es importante tener los conocimientos suficientes para comprender qué supone todo esto en su actividad. Saber sobre big data y sus retos fue el gran reto de la última década, pero la lista va cada vez más allá. Ahora, los marketeros deben acumular conocimientos sobre cuestiones como realidad virtual o inteligencia artificial.

Humanidades

Puede parecer la parte más exótica de este listado. Venir a hablar de estudiar cuestiones de Humanidades en un entorno tan orientado al trabajo como puede ser una lista de habilidades profesionales puede parecer un tanto fuera de lugar. No lo es.

Más allá de la importancia que siempre se le debería dar a estas disciplinas (al fin y al cabo, nos ayudan a comprender el mundo), se han vuelto más importantes que nunca en la era de las empresas comprometidas, de los valores y de la cultura crítica.

Tus consumidores están examinando el racismo, la brecha de género y la ética de tus decisiones empresariales. Tú deberías hacer otro tanto y sentarte a estudiar cuestiones de ética, historia o feminismo. Serán clave para comprender al consumidor, al mercado y, sobre todo, de dónde viene tu empresa y a dónde debería ir.