PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El uso de las plataformas de medios sociales está creciendo y no parece que de momento vaya a reducir su ritmo de expansión. Cada vez más, y sobre todo a medida que nos vayamos acostumbrando a ello, los consumidores expresan su opinión y sus sentimientos marcando “me gusta” en Facebook o tuiteando sobre productos, o haciendo “pin” en Pinterest.

No es raro que tanto marcas como comercios estén especialmente atentos a lo que pasa en las redes e intenten sacar beneficio de ese interés, promoviendo el social commerce. Pero muchas empresas y organizaciones se enfrentan al reto de cómo convertir esas expresiones en cifras de negocio. Detrás de estos esfuerzos se citan varias tendencias que contribuyen a transforma los medios sociales en una plataforma comercial viable.

El crecimiento del móvil, que significa que los consumidores pueden comparar precios y pedir asesoramiento o consejo a sus amigos, se encuentren donde se encuentre. En estos momentos, las cuentas móviles representan el 40% del tiempo dedicado al social media. Facebook ya cuenta con más de un 50% de uso realizado en los dispositivos móviles, y Pinterest está apunto de sobrepasar esa barrera, encontrándose en este momento en un 48%. Facebook y PInterest, según la plataforma de comercio social Addshopperes, representan el 56% del e-commerce social.

Con el continuo crecimiento del número de dispositivos móviles y de su uso, estas cifras sólo pueden seguir creciendo.  El interés de las marcas por lograr captar la atención de los consumidores en estos medio, se alimentan y alimentan esta explosión, y ayuda también a explicar por qué los medios sociales están alejándose de los anuncios tradicionales y buscando nuevas ideas y nuevas formas.

El crecimiento de las web visuales, como Tumblr, Pinterest, Instagram y otras menos conocidas, como Wanelo, que están convirtiéndose en esencia en catálogos confeccionados por los propios usuarios. Así recientemente, un estudio llevado a cabo por Zmags, una empresa de catálogos móviles, ofrecía el dato de que el 63% de los compradores online dijeron que tenían intención de utilizar catálogos online. Y un 35% dijeron que pensaban utilizar Pinterest para hacer sus compras.

Una realidad demográfica que viene de la mano de que las generaciones más jóvenes y tecnológicamente preparadas, ya están acostumbradas a la compra online, y ven a sus smartphones y tabletas como su principal dispositivo para conectarse a la red. El usuario medio de Pinterest tiene entre 30 y 49 años, que es la edad en la que se cuentan con más recursos económicos. Asimismo, la mayoría de los usuarios de Pinterest son mujeres, con porcentajes entre el 80 y el 85%. Las empresas saben que las mujeres son las que controlan los presupuestos domésticos relacionados con ropa, decoración y regalos, tres áreas fuertes dentro de Pinterest.

Pero aun así, todavía hay muchos retos con los que enfrentarse. El comercio social, sea cual sea el modelo, todavía necesita trabajar mucho para reflejar el principio básico del e-commerce, y que compañías como Amazon parecen haber entendido perfectamente: la comodidad. Los consumidores harán click y comprarán si la compra es relativamente sencilla y cómoda. Esto es todavía más evidente si estamos delante de un comprador ocasional que acaba en la página de un comercio gracias a una recomendación social. El intento y la intención de compra suele ser frágil y puede evaporarse muy rápidamente. De hecho, y es uno de los grandes problemas todavía existentes, las estrategias de comercio social cuentan con demasiados pasos previos antes de que el consumidor final pueda terminar dando al botón de compra.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo