PuroMarketing

Los clientes demandan una estrategia multicanal integrada

La práctica de los usuarios a buscar y comparar productos y precios a través de todos los dispositivos, y en todas las vías posibles, bien sean online u offline es cada día más habitual. Lo que puede beneficiar a los retailers de cara a combatir el showrooming.

Se acerca la temporada navideña, la más fuerte del año con diferencia. Este año, los consumidores norteamericanos tienen previsto  gastar lo mismo que el año pasado en sus compras, según reflejaba en julio Prosper Insights & Analytics. Solo el 8,9% tiene la intención de gastar más. El segmento del mercado que más dinero dedicará a sus compras navideñas es el de los padres con hijos (entre los 30 y 45 años).

Las compras navideñas ya comenzarán en noviembre

El informe "Holiday Shopping Preview", publicado por eMarketer refleja que el 23,7% de las ventas registradas por el comercio electrónico durante todo 2013 se concentrarán entre noviembre y diciembre. Esto supone una cifra cercana a los 63 mil millones de dólares.

Los datos muestran un crecimiento del comercio a través de los dispositivos móviles, especialmente en el caso de las tabletas. Ya en marzo de este año IBM informaba de que el iPad había superado al iPhone en cuanto al volumen de tráfico referencial de los retailers, representando un 10% de las visitas y una tasa de conversión del 4,4%.

Una experiencia multicanal ayuda a paliar los efectos del showrooming

La clave para que los retailers hagan su agosto en navidades dependerá de su capacidad para promocionar una experiencia multicanal. Los usuarios buscan información sobre aquellos productos que le interesan, independientemente de donde se encuentren, o el dispositivo que utilicen. Esto puede suponer una ventaja para las tiendas, quienes cuentan con el valor añadido de que el cliente puede tener el producto entre sus manos, y llevárselo a casa en el momento. Por este motivo, conviene que los retailers ofrezcan el mismo producto a través de todos los canales de venta, cuenten con la misma oferta y permitan las mismas facilidades a los clientes, sea cual sea el canal. De este modo podrán hacer frente al temido showrooming, y aprovecharlo para atraer clientes en modo compra.