PuroMarketing

El móvil ya está presente durante el proceso de búsqueda y toma de decisiones a la hora de comprar. Tal es su relevancia, que 3 de cada 4 retailers afirma que estos dispositivos inteligentes influirán cada vez más en las compras en un plazo no superior a 3 años.

Según recoge el estudio de RSR Research, el 50% de los retailers considera que el móvil está implicado en el proceso de compra más de la mitad del tiempo. Una influencia que irá en aumento en los próximos años. El 44% de ellos estima que en 2017 estos dispositivos inteligentes estarán presentes durante gran parte del proceso (el 75% del tiempo).

Un dato que no es en absoluto descabellado. Especialmente si tenemos en cuenta que ya el año pasado un estudio de comScore nos indicaba que los dispositivos móviles registraban gran parte del tiempo del proceso de compra de los consumidores. De otra parte, en 2012 los datos de Google ponían de manifiesto que 2 de cada 3 consumidores utilizaba varios dispositivos para sus compras online, así como que el 66% de estos procesos de compra comenzaba con un smartphone.

Tampoco podemos olvidar tendencias como el webrooming o el showrooming, donde el smartphone desempeña un papel fundamental, y es un factor clave a la hora de decidir qué y dónde comprar. Según la encuesta realizada por Harris sobre los hábitos de compra durante la temporada navideña, el 70% de los clientes ya había buscado previamente información online sobre lo que tenía pensado comprar en las tiendas físicas, mientras que un 40% tenía previsto ampliar datos sobre aquellos productos que había descubierto en la tienda. De un modo u otro, el smartphone siempre estuvo presente durante las decisiones de compra.

El informe de RSR muestra asimismo un claro objetivo por parte de los retailers por aprovechar el potencial de los dispositivos móviles para aumentar sus ventas. Así, el 49% afirma que su estrategia de marketing móvil está orientada a aumentar las ventas, derivando a los clientes a su tienda; un objetivo que el año anterior únicamente perseguía 1 de cada 3 retailers. Por su parte, el 41% de de los retailers utiliza su estrategia para estos terminales inteligentes como un nuevo canal de ventas, o para el lanzamiento y promoción de nuevos productos.

Asimismo, la estrategia móvil permite conectar con el cliente de un modo más directo y personal, fomentando así el engagement y la confianza en la marca. El 45% afirma que le  permite llegar al cliente ofreciéndole ofertas personalizadas. Un 41% apuesta por estos terminales como vía para fomentar su fidelidad con la marca. De otra parte, un 35% puede conocer con más detalle a sus clientes, gracias al estudio de sus pautas de comportamiento, o los datos que le proporcionan por las apps.

Por ello, es importante implementar el móvil en toda la estrategia de la empresa. Comenzando por la adaptación del site para móviles, hasta valorar la idoneidad del desarrollo de una app. Todo con el fin de ofrecer una experiencia integrada a través de todos los canales desde el primer momento.