Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
PuroMarketing

Los vídeos no solo ayudan a vender, sino que consiguen aumentar el valor medio de cliente, según recoge el estudio de Liveclicker. El contenido audiovisual ayuda a mostrar el producto de forma más clara y real, aportando a los consumidores información útil para conocerlo de cerca, y poder así tomar su decisión final.

Como resultado, aquellos retailers que incluyen los vídeos dentro de su estrategia de ventas, han logrado aumentar la tasa de conversión, así como el valor medio de las ventas, tal como declara la encuesta, realizada a partir de los datos del análisis de 4 importantes retailers. Según sus conclusiones, el 57% consiguió aumentar el valor medio del pedido (AOV, Average Order Value) al menos un 50% entre aquellos clientes que reprodujeron vídeos en las páginas de producto.

Aquellos retailers que incluyen vídeos entre el 50% y el 75% de las páginas de producto registraron un valor medio de las ventas de 300 dólares, mientras que aquellos que únicamente contaban con vídeos en 1 de cada 4 páginas de producto, no consiguieron superar los 200 dólares (177$).

Estos vídeos de producto permitieron asimismo a los retailers aumentar la tasa de conversión de su página. Aquellos que disponen de contenido audiovisual en gran parte de sus páginas registraron un 79% más de ventas que aquellos que solo lo aplican en el 25% de sus páginas de producto. Dicho porcentaje se reduce significativamente a medida que se aumenta el número de vídeos en el site. Así, esta diferencia se reduce al 31% en el caso de los retailers que cuentan con vídeos de producto en la mitad de sus páginas.

A mayor cantidad de vídeos reproducidos, más compras

Por otra parte, cuantos más vídeos reproducen los consumidores, más gastan en la página. Liveclicker analizó más de 12,5 millones de reproducciones, para llegar a esta conclusión. Según sus datos, los clientes que vieron al menos 10 vídeos gastaron un 119% más que aquellos clientes que solo vieron uno.

Por tanto, el vídeo vende; no solo impulsa las ventas en cantidad, sino en calidad. A modo de conclusión, el informe ofrece recomendaciones, para aprovechar el potencial de los vídeos de ventas:

Crear y mantener actualizada una galería de vídeos en el site. La propia página ha de ofrecer de forma fácilmente accesible una variada oferta de vídeos de producto. Bien sean varias creaciones sobre el mismo producto, o sobre los distintos productos disponibles. De tal modo que los clientes puedan encontrar y acceder a dicho contenido durante la fase de búsqueda y comparación de características y precio. Esta estrategia es al margen del canal de YouTube, o de la distribución de contenido audiovisual a través de otras plataformas.

Utilizar las redes sociales como vía para distribuir los vídeos, y aumentar su viralización. El vídeo es el contenido más demandado de internet, y un tercio de ellos ya se reproduce a través de las redes sociales. La encuesta de Liveclicker indica que la distribución de los vídeos fuera del site contribuyó a aumentar sus reproducciones 21 mil veces, de media por trimestre.

Los vídeos han de ser cortos. Se trata de mostrar información clara y concisa, evitando las introducciones innecesariamente larga, o detalles obvios. El estudio indica que la duración ideal de estos vídeos no debería ir más allá de los 30 segundos, a no ser que la complejidad del producto así lo requiera, o se trata de productos de precio elevado. En estos casos sí es recomendable prodigarse más en los detalles.

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...