PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

A la hora de convencer a los consumidores de que compren un producto en internet, las tiendas online tienen que jugar con armas muy diferentes a las que emplean las tiendas offline para conquistar a esos mismos compradores. En una tienda 'de las de siempre', los compradores pueden tocar el producto, verlo, palparlo y probarlo. Tienen ante ellos algo tangible, algo sobre lo que pueden ver cosas.

Cuando se compra online, el ecommerce no puede replicar esa experiencia. Las cosas que compramos online no son tangibles. No podemos tocarlas, no podemos verlas y no podemos testearlas para descubrir si realmente son lo que queremos o lo que nos gusta. Esta situación hace que las barreras de entrada sean más elevadas y que los consumidores tengan mucha más facilidad para ser reticentes ante los productos que se les muestra. Por ello, las firmas de comercio electrónico tienen que jugar con sus propias armas para vencer la resistencia de los compradores y para que sientan que sí están recibiendo todo lo que necesitan saber sobre el producto en cuestión.

¿Y cuál es la llave para conseguir que los consumidores crean que lo saben todo del producto? La llave está en la información. Las tiendas online intentan dar toda la información posible, en todos los formatos probables y abren la mano a que otros compradores cuenten sus experiencias con el propio producto para así conseguir vencer las resistencias y empujar a una decisión de compra. El consumidor puede saberlo todo sobre el producto, leer hasta el más mínimo detalle, y así sentir que conoce lo que está comprando casi tan bien como si la estuviese viendo físicamente.

Pero no todas las formas de ofrecer información de producto son iguales y los consumidores prefieren algunas sobre las demás. De hecho, según un estudio de la firma Animoto, los compradores prefieren el vídeo por encima de cualquier otro formato de contenido a la hora de descubrir los productos que están pensando en comprar.

En general, señala el estudio, el vídeo consigue buenos ratios de respuesta entre los consumidores. Los contenidos en vídeo están impulsando el engagement entre los consumidores en las diferentes plataformas (y desde las distintas pantallas en las que se consume) en las que se publican estos contenidos.

Aplicados directamente el comercio, los vídeos consiguen muy buenos resultados. Según los datos del estudio, un 80% de los consumidores considera que los vídeos que muestran cómo funciona un producto son un aspecto fundamental para descubrir a una compañía. Pero los vídeos no solo funcionan como un elemento informativo que rompe la barrera de entrada del desconocimiento, también funcionan como un elemento crucial para tomar decisiones de compra. Un 56% de los compradores concede que los vídeos en los que se habla de una compañía o los testimonios de los consumidores en vídeo tienen un impacto directo en su decisión de compra.

Otro 56%, por otra parte, considera que las webs de las empresas deberían tener vídeos.

El engagement, al alza

Pero el vídeo no solo funciona como un elemento que ayuda a tomar decisiones de compra. En general, los usuarios tienen una visión especialmente positiva de las empresas que usan los vídeos en su comunicación, ya que algo más de la mitad considera que estos elementos demuestran que están en contacto directo con los consumidores. Los vídeos también consiguen una respuesta mejor que otros elementos de la conversación a la hora de generar compromiso por parte del consumidor y respuesta.

En primer lugar, los consumidores reaccionan a estos contenidos, ya sea en redes sociales o mediante otros canales. Un 84% de los usuarios encuestados asegura que le ha dado a me gusta en redes sociales a algún vídeo de compañías. Y un 43% se siente más inclinado a leer una newsletter (y por tanto abrir un envío de email marketing) que llega con vídeos. Un 56% ha, de hecho, visto un vídeo corporativo que le fue enviado por email.

Pero, además, y en segundo lugar, los propios consumidores responden y dinamizan la información que reciben de las marcas a través del vídeo. La mitad de los encuestados asegura que ha compartido vídeos de empresas en sus propios perfiles de redes sociales.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo