PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En España se reproduce una curiosa paradoja en lo que a dispositivos móviles se refiere. Y es que mientras a la mayor parte de los consumidores de los países europeos les cuesta adquirir estos dispositivos, y mucho más comprar a través de ellos, en nuestro país la penetración de los dispositivos móviles se dispara así como el crecimiento de las operaciones de compraventa a través de ellos.

Estas son algunas de las conclusiones a las que llega la consultora tecnológica VASS en su informe "La sociedad de la información en España", documento que sostiene que está previsto que el crecimiento anual del mobile commerce en nuestro país experimente una crecida del 48% en el presente año.

Este exponencial avance del uso de los móviles para comprar está justificado en la tasa de penetración de los mismos en el territorio patrio, pues como demuestra esta investigación España consolida su liderazgo en este sentido, con un 81% de teléfonos móviles inteligentes y tabletas sobre el total de la población internauta. Una inclinación de los usuarios que explica por qué el mobile commerce en nuestro país registra un aumento tres veces superior al del comercio electrónico a secas.

Este análisis también permite a las empresas conocer cuáles son las características del público que hace uso de este canal de venta: en su mayoría jóvenes de entre 18 y 24 años, los cuales destinan más de dos horas semanales de su tiempo a la actividad del comercio móvil. ¿El motivo? Que las empresas se han puesto las pilas en este sentido y saben llegar a su público objetivo a través de distintas estrategias, como son los cupones móviles o las tarjetas de fidelidad.

Es por ello que el uso del m-commerce es un indicador que deben tener en cuenta las empresas de nuestro país, pues les facilitará el aumento de su productividad y competitividad sin necesidad de llevar a cabo una inversión cuantiosa, le facilitará el proceso de compra, mejorará su posicionamiento en el mercado, reducirá sus costes y conseguirá más información relativa a sus clientes.

Tendencias del m-commerce en España

Es por ello que siete de cada diez empresas en España cuentan con una presencia digital optimizada para dispositivos móviles. Aunque eso sí: solo un 21% de las marcas ha desarrollado una app específica con e-shop. En este sentido, hay que tener en cuenta las cinco tendencias que esta compañía señala como definitorias del comercio electrónico a través de los dispositivos móviles.

Comenzando por el diseño móvil, ya que en 2015 se cambiará de estrategia por parte de las compañías, que implementarán en término de diseño sus páginas. De hecho, según Ignacio Romero, gerente del área de movilidad de VASS, "serán cada vez más las empresas que comenzarán elaborando sus procesos de diseño web a través de una optimización de sus plataformas móviles".

A continuación se sitúa la monetización del contenido, pues a lo largo de los próximos meses serán muchos los profesionales del sector que, en España, promuevan este hecho a través de aplicaciones específicas. Asimismo, como tercer rasgo de tendencia en el presente ejercicio destacan las SmartTabs, es decir, se espera que para este año se produzca un auge importante en lo relativo a la producción de dispositivos híbridos, lo que impulsará aun más el m-commerce en los próximos años.

Asimismo, como cuarto indicador, hay que subrayar el rol que desempeñarán los wearables, representados a través de smartwatches o de gafas inteligentes, los cuales darán al comercio móvil otro canal a través del cual consolidarse. Finalmente, la personalización y la geolocalización se convertirán en cuestiones clave en este sentido, ya que el contenido personalizado alcanzará nuevos niveles de optimización y se espera que el m-commerce saque un buen partido de las aplicaciones móviles basadas en la geolocalización.

  • Tags
  • ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo