PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuando Pinterest llegó al mercado, su diseño se convirtió en un elemento que inspiró a muchas compañías online. De repente, internet se llenó de páginas con diseños a lo Pinterest, en el que el flujo de contenidos nunca se acababa y en el que todas las cosas se reponían una y otra vez. Las webs de noticias se adaptaron rápidamente al 'estilo Pinterest' y crearon diseños en los que el contenido nunca se acababa.

Otras redes sociales imitaron el estilo de Pinterest y, por supuesto, las páginas de ecommerce empezaron a jugar con la idea. Al fin y al cabo, mostrar productos de forma infinita no era la peor idea cuando lo que interesa es vender y vender.

Pinterest se mostró además desde el principio como una de las redes sociales que conseguían tener una mayor influencia en la cesta de la compra y ha ido consolidándose como la que ofrece un mayor valor en lo que a pedidos se refiere. De hecho, se cree que la compra media impulsada por Pinterest tiene un valor de 50 dólares.

El potencial de Pinterest para vender es por tanto muy elevado y el papel que puede jugar muy importante. Pero ¿por qué dejar en manos de otros el potencial de venta cuando se puede quedar en las propias manos? ¿Por qué dejar a Pinterest como influencer cuando se puede tener la propia experiencia in-house?

Eso es lo que parece que está pensando Amazon, que está trabajando en crear su propio Pinterest o al menos una experiencia muy similar a la de Pinterest dentro de su web. Los consumidores recibirán los productos de una forma que recuerda a la de la red social y podrán, por tanto, dejarse influenciar por los mismos elementos que los han seducido en ella.

La ha llamado Amazon Stream y ya está operativa en la versión estadounidense de su web. La propia Amazon no ha contado mucho sobre ella, pero los medios estadounidenses ya se han centrado en analizarla y especular para qué puede servir.


¿Cómo funciona Amazon Stream?

Amazon Stream es, de hecho, una experiencia de compra que se organiza en torno a los tableros, como ocurre con la experiencia de uso en Pinterest, tal y como publican en TheNextWeb, que ha accedido al servicio. Los productos que se muestran en el hilo se actualizan de forma diaria y muestran únicamente sus precios (y no una descripción o etiquetas como puede suceder en Pinterest).

El consumidor puede guardarlos en su lista de deseos, aunque (y aquí puede estar un nuevo punto para jugar con el contenido a lo Pinterest) no es una lista de deseos como la que habitualmente recoge las cosas que el consumidor se va guardando en Amazon.

Los productos que aparecen en Amazon Stream son todos patrocinados (según apuntan en TheNextWeb) y seleccionados por otros (nada de hacer una lista propia como si fuese una red social). Los productos no se pueden comprar directamente desde esa vista, aunque con simplemente darle a 'ver opciones de compra' ya aparece la página tradicional de Amazon y con ella la posibilidad de añadirlo al carrito, como se haría con un producto de Amazon sin más.

Por el momento, el tipo de productos que se muestran son también limitados. Hay moda de hombre y de mujer y complementos, así como algunos elementos de decoración y de hogar (aunque Amazon tiene un portfolio mucho más amplio para incluir muchas más cosas).

¿Qué utilidad puede tener este servicio y está presentación de productos? Lo cierto es que más allá de simplemente servir para ver los productos en un formato que gusta a los consumidores y con un lenguaje que cada vez entienden mejor, el servicio también podría funcionar especialmente entre aquellos consumidores que acceden a Amazon desde un dispositivo móvil.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo