PuroMarketing

Consultar reviews online es un paso más del proceso de compra, especialmente imprescindible cuando se va a hacer un gran desembolso o se compra un producto que nunca se ha visto en persona. No hace falta que ningún estudio lo confirme, cualquiera sabe por su propia experiencia que las opiniones de otros consumidores contribuyen a dotar de credibilidad a la marca y a hacernos sentir más seguros mientras compramos online. Al fin y al cabo, ¿quién no ha consultado nunca una review antes de comprar algún producto?

Prácticamente ese consumidor no existe, ya que según un nuevo informe de PowerReviews reseñado por RetailWire, el 95% de los consumidores recurre a las reviews de forma habitual, y cerca de un tercio (el 24%) consulta estas opiniones online de forma sistemática en cada compra online que realiza. En total, el 86% de los encuestados aseguró que las reviews eran esenciales para tomar decisiones de compra. lo que las sitúa como segundo factor que más influye en las compras, solo por detrás del precio.

Lo que es más, el 56% de los consumidores busca específicamente websites con análisis y reviews online, y las busca activamente fuera de la propia tienda si allí no encuentra ninguna opinión sobre el producto que va a comprar. Es importante que los retailers tengan esto en cuenta, ya que el consumidor que se va en busca de reviews a otra parte, puede no volver. En ese sentido, incentivar la escritura de las reviews se vuelve imprescindible.

Los consumidores necesitan motivación para escribir su opinión sobre los productos

Evidentemente, para que una web cuente con críticas de los productos, es necesario que alguien las escriba. Y aunque cada vez son más los consumidores que dejan su opinión sobre los artículos, aún son menos de la mitad: solo el 42% de los consumidores escriben reviews, y además, no lo hacen sobre cada producto que compran.

De hecho, cuando el retailer pide expresamente al consumidor que deje una review después de una compra, solo entre el 3% y el 10% accede a hacerlo. De media, se estima que un consumidor que sí escribe reviews solo lo hace una vez de cada entre 4 y 14 compras.

Lo más curioso es que los millennials, que son los más interesados en leer reviews, son también los que menos escriben. Así, entre los jóvenes solo el 32% escriben reviews, mientras que el grupo demográfico más activo es el de entre 45 y 60 años, en su caso, el 49.3% dejan reviews en las webs.

Cuando se le pregunta a los usuarios por qué no dejan reviews online, la mayoría (el 55%) asegura que necesitaría alguna motivación -ya fuera una recompensa o al menos cierto reconocimiento- para perder su tiempo en ello. El desafío para las empresas está, por lo tanto, en encontrar estrategias que animen a los consumidores a escribir reviews al menos para determinados productos clave.

Y no hay que tener miedo de las reviews negativas, ya que otro informe de PowerReviews ya había determinado que, en su justa medida, las opiniones negativas sirven para incrementar la confianza del consumidor sobre las reviews positivas, y muestran que la web no está manipulando ni escondiendo información.

Por último, hay que señalar que las reviews no son igual de importantes en todas las categorías, sino que los consumidores les dan especial importancia en compras que suponen un gasto considerable como aparatos electrónicos, electrodomésticos y ordenadores, así como en productos para bebés, debido a que los padres tienen especial cuidado en comprar los artículos adecuados y seguros para sus pequeños.