PuroMarketing

Durante estos meses, las tarifas de los productos estrella se han disparado
La mitad de los precios en Amazon de los productos clave en la vida cotidiana aumentaron por encima del 20 durante la pandemia?

Durante los meses de confinamiento, ahora hace casi un año, uno de los temas que acababa colándose en las conversaciones - por muy a distancia que fueran - era el de lo que ocurría en el supermercado. Por supuesto, se acababa hablando de la visión de impacto que era ver pasillos y estantes vacíos de producto (primero fue el papel higiénico, luego la pasta y en algún momento, sorprendentemente, los plátanos), pero también de cómo habían subido los precios de algunos productos concretos. El pescado, concluía mi madre en una videollamada, estaba "carísimo".

Aunque el IPC en general cayó durante esos meses, no lo hizo en el coste de la alimentación. Los precios en el supermercado habían subido en abril en un 4.1%, con los frescos liderando la escalada. Los precios mayoristas escalaron y así lo hicieron también en punto de venta. La fruta fresca era, por ejemplo, un 13% más cara. El pescado había subido en un 9%. La cesta de la compra era más cara de lo que lo era un año antes.

Pero ¿fueron esos los únicos precios que subieron? Durante los meses del confinamiento, había quien anunciaba que los precios de muchas cosas iban a caer tras el período. Uno de los que se señalaba era el mercado de los precios de alquiler, que iba a colapsar tras años de burbuja. Lo cierto, sin embargo, y como bien saben quienes han estado buscando piso en los últimos meses, es que los precios no han colapsado y encontrar nuevo piso es tan complicado como lo era antes.

Y, aunque los precios en general sí han bajado (el IPC ha caído este año), los consumidores no lo han notado de una forma tan directa. No se siente que la vida sea más barata.

A ello hay que sumar que algunas de las cosas que ahora son prácticamente indispensables para la vida pandémica no se han vuelto mucho más baratas con el paso de los meses. En algunos casos, casi se podría decir todo lo contrario.

Un estudio ha analizado los patrones de precios de los productos estrella de la pandemia en Amazon, para determinar cómo han cambiado los precios durante el período. Las conclusiones son bastante claras: durante estos meses, las tarifas de los productos estrella se han disparado. El análisis ha sido realizado por el US Public Interest Research Group, partiendo de los datos de 750 productos esenciales - esenciales en el sentido de la vida en tiempos de pandemia - que se han vendido en el marketplace de Amazon (la versión .com) durante 2020.

Su lista incluye máscaras higiénicas, pero también calefactores de terraza o papel higiénico (el best seller de esos primeros meses) pasando por monitores de ordenador. "Lo que hemos descubiertos es que mientras Amazon está tomando medidas para reducir las escaladas de precios en su site, es todavía un problema", explica al Financial Times Grace Brombach, responsable del estudio.

Lo que dicen los números

De todos los productos analizados, los precios de 409 (algo más de la mitad de los productos) subieron en más de un 20% y los de 136 estuvieron por encima de doblar su precio. En algunos productos estrella, como las estufas para patios, la escalada de precios fue de un brutal 366%. En marzo, cuando el gel hidroalcohólico y las mascarillas se dispararon con subidas de más de un 2000%, Amazon ya fue duramente criticada en EEUU por no ser capaz de limitar las escaladas de precios que protagonizaban terceros en su plataforma.

Sin embargo, y como señalan en las conclusiones del estudio, el problema no está tanto en las subidas inmediatas en pico - que son más llamativas, más fáciles de detectar y por tanto más fáciles de corregir - sino en las subidas sostenidas en el tiempo, que cambian a largo plazo los precios de venta y los suben. Es lo que ha pasado, por ejemplo, con los monitores de ordenador. De los que se venden en la plataforma, el 19% ha cerrado el año con precios que son el doble.

¿Quién está subiendo los precios en Amazon? Las conclusiones del estudio apuntan a los vendedores terceros. La mayoría de los productos cuyos precios se han disparado fueron vendidos por empresas que aprovechan su plataforma para distribuir productos. Aun así, Amazon no está totalmente libre de culpa. La responsable del estudio recuerda que 1 de cada 7 productos que analizaron era vendido directamente por Amazon.

Amazon está en desacuerdo con las conclusiones del estudio, como explica la compañía al Financial Times, ya que cree que no compara precios con lo que ocurre en el mercado (tanto los precios de sus competidores como las subidas en la cadena). Ha insistido también en que tienen una política clara y firme contra las escaladas de precios.