PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En Internet la competencia no deja de crecer y, en este contexto, una correcta estrategia de marketing digital resulta imprescindible, sobre todo para aquellos emprendedores y empresas que prevén realizar una parte importante de su negocio directamente en la red. Por esta razón, Nominalia ha realizado un estudio para comprobar la importancia que las compañías españolas conceden al marketing digital y, más en concreto, a sus estrategias de SEO y SEM.

El informe elaborado por la empresa de dominios, hosting, protección de marca online y otros servicios de presencia en la red, revela que poco más de un tercio de las compañías (35,2 %) dice llevar a cabo labores periódicas de SEO. Del mismo modo, solo un 38 % de las empresas realiza acciones de SEM. Sin embargo, y aunque resulte un tanto paradójico, el 45,4 % de las firmas sondeadas considera que el mayor beneficio que les aporta contar con una página web es precisamente la visibilidad.

"Los emprendedores y empresas deben reforzar sus esfuerzos en marketing digital para lograr la visibilidad que persiguen con su presencia en la red. No debemos olvidar que el principal objetivo del marketing digital no es otro que encontrar a nuestros potenciales clientes entre todos los millones de usuarios de Internet y también que nuestro público objetivo nos encuentre a nosotros cuando está buscando los productos y servicios que ofrecemos en un motor de búsqueda", comenta David Costa, Country Manager de Nominalia.

Sin embargo, según pone de manifiesto el informe, 3 de cada 5 empresas españolas (un 58 %) destina menos de un 10 % de su presupuesto de marketing a SEO y SEM y solo un 14,9 % ha contratado los servicios de un proveedor de este tipo de servicios para recibir asesoramiento.

Datos similares arroja el Informe de Evolución y Perspectivas eCommerce 20151, según el cual el 47 % de los negocios online españoles preveía mantener su inversión en marketing digital el pasado año, frente al 25 % que esperaba incrementar el presupuesto para esta partida hasta un 10 % y el 28 % de comercios electrónicos que contaba con elevar su desembolso por encima de ese porcentaje.

Todo esto a pesar de que el marketing online ha demostrado ser una herramienta rentable y efectiva. Además, a diferencia de la publicidad tradicional, se trata de un instrumento al alcance también de emprendedores y pequeñas y medianas empresas, puesto que no resulta tan costoso como, por ejemplo, anunciarse en TV o prensa en papel. Del mismo modo, la publicidad digital también permite llegar a un público de otros países con el que sería muy costoso o incluso imposible contactar mediante la publicidad tradicional.

Aunque toda estrategia correcta de marketing digital siempre habrá de implicar labores de SEO y SEM, hay que tener en cuenta que se trata de estrategias independientes, si bien estrechamente vinculadas. A grandes rasgos, una combinación de ambas puede permitirnos obtener tanto resultados inmediatos si la campaña está bien planificada (SEM), como a medio y largo plazo (SEO).

"La estrategia en SEO debe plantearse a medio y largo plazo. Buscar resultados inmediatos es un error y, en determinados casos, además resulta realmente complicado calcular con exactitud el nivel exacto de retorno de la inversión en posicionamiento orgánico", explica David Costa. "De cualquier forma, el SEO tampoco debe considerarse simplemente como "visibilidad" de la empresa en buscadores y, por consiguiente, en Internet, sino que ha demostrado ser una herramienta que ayuda efectivamente a mejorar los ingresos", añade Costa.

Mientras, en lo referido a la estrategia SEM, hay que tener en cuenta que se trata de una estrategia que no solo proporciona resultados a corto plazo en forma de ventas directas, sino también cantidades ingentes de información relevante que después utilizar en la estrategia de posicionamiento en buscadores.

"También hay que tener en cuenta que una estrategia de marketing digital no tiene sentido si no se complementa con otra serie de acciones. Por ejemplo, en el caso de SEO, un buen diseño de la página web es fundamental para mejorar el posicionamiento orgánico en buscadores, al igual que el sitio sea fácil de navegar y esté bien organizado, que cargue con rapidez (el tiempo de tolerancia sería de 2 segundos) y que cuente con secciones con nombre y descripción únicos", aconseja David Costa.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo