PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Puede que hace unos años se empezase a cuestionar el poder de las búsquedas y del SEO como vía para llegar a los consumidores. Las redes sociales se habían convertido en el último "juguete brillante" que tenía la industria a su disposición y, con ello, se había asentado como lo más novedoso, lo más atractivo y lo que lo iba a cambiar todo. Iba a ocupar los espacios que hasta el momento ocupaban otros elementos, apuntaban los primeros análisis, y a hacer que todos esos elementos pasasen a ser poco relevantes. Entre las cosas que iba a terminar y aniquilar, estaban las búsquedas.

Sin embargo, años después, esa afirmación se ha demostrado falsa. La crisis de las redes sociales como escaparate para las marcas ha ido haciendo que estas se conviertan en un escenario poco sólido en lo que a estrategia de marcas toca. Los cambios de algoritmo han impactado en el alcance que las actualizaciones de las marcas pueden lograr de forma orgánica. Pero las búsquedas no solo tienen una nueva - y sana - existencia como alternativa a la crisis de las redes sociales. En realidad, también lo tienen por su propio peso.

Por un lado, los consumidores están realizando más búsquedas que nunca. El boom de los smartphones y el hecho de que los llevemos siempre con nosotros y estemos siempre conectados ha hecho también que se busquen más y más cosas. Por otro lado, están emergiendo nuevos formatos de búsquedas para los que las marcas y las empresas no tienen más remedio que prepararse. Es lo que ocurre con las búsquedas de voz, que están viviendo un boom en la era de los altavoces inteligentes. Y es también lo que ocurre con las búsquedas visuales.

Qué hacer con las búsquedas visuales

La idea de las búsquedas visuales no es exactamente nueva. Hace dos años, el CEO de Pinterest (que obviamente tiene una posición claramente interesada en esta cuestión) pronosticaba que las búsquedas en el futuro iban a ser por imágenes y no por palabras clave. Lo cierto es que en los últimos tiempos más y más empresas están empleando este sistema o haciendo que sea más fácil emplear fotos para buscar cosas.

La app de compras de Amazon en España, por ejemplo, tiene ya un sistema para hacer búsquedas por imágenes. Apuntar la cámara a un libro hace que encuentre rápidamente ese tomo en su base de datos, aunque hacerlo con productos menos definidos, como una pinza de la ropa o el código de barras de un chocolate, no funciona tan bien, como acabamos de probar.

Fuente CBInsights

La tendencia a las búsquedas por imagen es creciente, o al menos eso es lo que la industria está viendo. Como apuntan en CBInsights, que acaba de realizar un análisis sobre la materia, la presencia de las búsquedas visuales en las promesas de los directivos se ha disparado. La presencia del término en las presentaciones de resultados de las compañías se ha disparado. Esto ocurre porque además de los jugadores tradicionales, la búsqueda visual se ha convertido en un elemento al alza en el ecommerce. Las empresas están intentando posicionarse cada vez más en este terreno.

Muchas compañías empiezan a dotar sus soluciones ecommerce de herramientas de búsqueda visual. Es lo que probamos en la app de Amazon, pero es también lo que hacen empresas mucho más variopintas. easyJet permite usar una imagen de algún lugar de Europa para buscar vuelos cercanos.

El valor de la búsqueda visual

En el análisis de CBInsights dejan claro que las búsquedas visuales tienen un elevado potencial para las empresas. Por un lado, se posicionan de forma clara y destacada en dos fases del proceso de compra y las unen. Permiten unir el descubrimiento del producto con la compra del mismo. No hay que esperar: solo se apunta y se compra, lo que hace no solo que sea más cómodo sino también asegura que el interés se convierta en algo tangible.

Por otro lado, se puede convertir en un elemento diferenciador para las compañías de ecommerce e incluso uno que les ayude a posicionarse en el mercado. Los analistas de CBInsights creen, de hecho, que puede servir para posicionarse mejor frente a Amazon y su dominio, ya que permitirá a sus competidores dar lo que el consumidor quiere sin tener que afrontar el abrumador catálogo del gigante (aunque Amazon también juega con esas armas).

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo